Bajo el nombre de una de las uvas de vino tinto más reconocidas en el mundo, el Asador La Garnacha no sólo rinde homenaje a los mejores caldos de Aragón, sino que los marida a la perfección con cada plato de su carta. Situado en la calle de Clara Campoamor 26, La Garnacha no sólo es el asador por excelencia del barrio zaragozano del Actur, sino de toda la ciudad al dar de comer cada día a 200 personas aproximadamente.

Este establecimiento, regentado por Diego Romeo, se ha ganado un lugar especial en el corazón de sus clientes gracias a su ambiente acogedor y familiar. Aquí, cada día es una nueva aventura culinaria: el menú del mediodía siempre cambia, ofreciendo una variedad de opciones que se adaptan a todos los gustos, además de otras alternativas especiales durante fines de semana, su menú de degustación y otros menús hechos a medida bajo previo encargo.

Y es que, este restaurante zaragozano tiene la versatilidad de adaptarse a todo tipo de celebraciones, como bautizos, comuniones, eventos de empresa e incluso bodas. Con dos salones con capacidad para 80 personas cada uno y un salón reservado para 8 personas, se convierte en el espacio perfecto para acoger cualquier acontecimiento de forma personalizada. Para quienes prefieren un entorno más informal, la zona de la barra ofrece el espacio perfecto para disfrutar del día a día en compañía de amigos y familiares.

UN ASADOR CON CORAZÓN Y TRADICIÓN

Las especialidades de La Garnacha son tan diversas como deliciosas. El chuletón de vaca, cocinado a fuego lento en su parrilla, es el plato estrella que captura la esencia del restaurante. Sin embargo, la oferta no termina ahí: solomillo de ternera, pulpo a la brasa, costillas de ternasco, pescados y mariscos frescos, así como los clásicos platos de cuchara y los “guisos de la abuela”, complementan una carta que satisface a todos quienes visitan este asador del Actur.

Para los lamineros que disfrutan del dulce al final de la comida, los postres de La Garnacha son una obra de arte, siempre presentados de manera especial y elaborados por ellos mismos. Y, por supuesto, cada plato se marida con los mejores vinos de Aragón, haciendo que cada bocado sea una experiencia completa.

Durante los meses de julio y agosto, La Garnacha presenta una novedad que está calando a fondo entre sus clientes, se trata del ‘MENÚ TDZ’ para compartir entre dos personas.

Disponible hasta el 31 de agosto, esta opción especial incluye una croqueta cremosa de jamón, micuit de foie casero caramelizado sobre hojaldre de vino y melocotón, pulpo braseado con parmentier al pimentón y chips del mar, un chuletón de vaca vieja (1Kg. Aprox.) y para cerrar con broche de oro, una tarta líquida de queso con helado de frambuesa. Todo esto, maridado con un Garnacha Centenaria de Coto de Hayas, que crea una experiencia gastronómica con los sabores de nuestra tierra.

La clave del éxito de La Garnacha radica en su trato cercano y familiar. Aquí, cada cliente se siente como en casa, gracias a la calidez y el esmero con el que se atiende a cada uno de ellos. Este ambiente acogedor y hospitalario es una de las razones por las que tantos vuelven una y otra vez a disfrutar de su cocina.

Para reservar mesa o contactar para celebrar un evento puedes ponerte en contacto en el número de teléfono 976 73 19 55