La anchoas son uno de los aperitivos preferidos por los aragoneses, y gracias a ‘Los findes de vermut en casa’ con Martín Martín, podemos conocer cada viernes curiosidades, trucos y consejos para disfrutar de los mejores aperitivos.

La anchoa es un pescado azul sabrosísimo, rico en ácidos grasos omega3, proteínas y vitaminas del tipo B. Es el mismo pescado que los boquerones, solo que se nombran de distinta manera por su forma de conservación y consumo. Los boquerones se obtienen macerando el bocarte en vinagre y la anchoa es el mismo pescado salazonado en barriles donde se van curando entre capas de sal como el jamón , hasta que adquieren el sabor, color y textura que todos conocemos. Por eso a las anchoas se las conoce como “El Ibérico del Mar”.

Hay anchoas de todas las procedencias, pero ninguna como las anchoas del Cantábrico, ya que son una especie concreta con unas características de aroma, textura y sabor inigualables. De ello dan buena fe en Martín Martín, donde todas sus anchoas “Etiqueta Negra” proceden del Cantábrico y están elaboradas artesanalmente.

De hecho, uno de los productos de mayor popularidad en Aragón, como nos transmiten desde la cadena Martín Martín, son las Salmueras de Mariposa, típicas de Aragón, elaboradas a mano una a una, con los dos filetes cogidos de la cola, presentes en todas las barras de los bares de Aragón.

CONSEJOS PARA DISFRUTAR DE LAS ANCHOAS

Para obtener el mejor sabor en boca lo recomdable es sacarlas de la nevera un tiempo antes de consumirlas y dejarlas fuera para que se templen y oxigenen, como el vino y el jamón, así estarán mucho más sabrosas y con más aroma.

Con ellas puedes preparar deliciosos montaditos, poniendolos sobre una tostada de pan con una rodaja de tomate, mozzarela y un filete de anchoa. También puedes prepararla con bonito del Norte, anchoa del Cantábrico y una tira de pimiento.

Las anchoas maridan con cualquier queso y son ideales para añadir un potente sabor y frescura a las ensaladas, como es habitual verlos acompañando a los famosos Cogollos de Tudela con Anchoas.

Puedes hacer las famosísimas gildas que siempre serán un acierto a la hora de preparar un vermut. Solo tienes que poner en un pintxo las anchoas, con piparra vasca y aceitunas. Y si no, una deliciosa crema de anchoas para dippear, simplemente batiendo queso cremoso y anchoas.

¡Así que no hay excusas para disfrutar en cualquier momento de un delicioso vermut con unas buenas anchoas del Cantábrico!