Grupo López Soriano cumple 50 años trabajando por el reciclado y el medio ambiente. El origen de esta compañía aragonesa se remonta a 1974 y el pasado 1 de junio se ha celebrado la fiesta de aniversario. Una fiesta que sirve para echar la vista atrás y recordar que la empresa lleva medio siglo tratando de mejorar la sostenibilidad del planeta con su actividad.

La empresa se dedica a la recogida, recuperación y clasificación de chatarras férricas y no férricas para su posterior venta a la industria siderúrgica y a otros transformadores finalistas. Su actividad también ha estado relacionada con los desguaces de instalaciones industriales, la recuperación al por mayor de chatarras y metales de la industria ligera y pesada (sector del automóvil, línea blanca, línea marrón, calderería, estructuras, compañías eléctricas, etc.) y la importación de chatarras y metales de distintos países.

El grupo está autorizado y equipado para tratar todo tipo de residuos como son VFUs, RAEEs o NVFU’s. «Alcanzamos un alto grado de separación, de forma que el producto final está listo para ser reintroducido en el proceso industrial, mejorando los costes energéticos y económicos en general», explican desde la empresa. Además de su almacén original de la carretera de Castellón, en Zaragoza, Industrias López Soriano cuenta con unas modernas instalaciones en el PTR López Soriano (Parque tecnológico de reciclaje).

INNOVACIÓN Y REINVENCIÓN

La clave del éxito de esta empresa con 50 años de trayectoria es la innovación y la reinvención. Gracias a un proceso de adaptación a los cambios y de mejora constante, Grupo López Soriano es actualmente un referente nacional en economía circular y en revalorización de residuos. Como dato, consiguen que casi el 97% de los equipamientos sean reciclados.

Entre sus últimos proyectos destaca el reciclaje de sus primeros aerogeneradores. Siemens ha elegido a esta compañía aragonesa como su principal proveedor para el reciclaje de sus componentes por tener la suficiente capacidad de admisión de residuos y por la labor que realizan para la gestión y documentación de los materiales.

Y es que si algo caracteriza al Grupo López Soriano es su factor diferencial con el espacio disponible para la descarga y acopio, así como la disponibilidad de medios humanos y técnicos para la transformación de grandes volúmenes y el reciclaje de los componentes electrónicos. Todo ello sumado a la experiencia de varias décadas en el sector del reciclaje.

* Este artículo forma parte de un completo especial de medio ambiente en el que han participado una veintena de empresas. Ver el especial completo aquí.