En el marco del Día Mundial del Medio Ambiente, Itesal, la compañía aragonesa situada en Pina de Ebro se destaca como un ejemplo de compromiso ambiental en el sector industrial. Con más de 30 años basados en una sólida trayectoria en sostenibilidad, Itesal no solo cuenta con los mejores indicadores de la Declaración Ambiental de Producto (DAP) de su sector, sino que también ha implementado numerosas medidas para el cuidado del medio ambiente.

Una de las principales iniciativas de Itesal es su inversión en energía solar. La empresa ha instalado un extenso sistema de placas solares que le permite generar una porción significativa de la energía que consume. Esta transición hacia fuentes de energía renovables no solo reduce la huella de carbono de Itesal, sino que también refleja su liderazgo en la adopción de tecnologías limpias.

Una de las claves diferenciadoras de Itesal es que no genera residuos de procesos ya que los transforma en subproductos utilizables en otros procesos. Con respecto a los residuos generados por proveedores, la empresa ha desarrollado un sistema integral de gestión de residuos que asegura que los embalajes externos, por ejemplo, sean reciclados de manera eficiente. Además, Itesal colabora estrechamente con sus proveedores y clientes para fomentar prácticas de reciclaje en toda su cadena de suministro.

En Itesal, cuentan con una materia prima como es el aluminio que no tiene rival en sostenibilidad, con unas excelentes propiedades que hacen que no sólo sea recurrente indefinidamente su reciclaje, sino que, además, necesita una inversión energética de sólo un 5% de la energía inicial cuando se obtiene de bauxita. Precisamente, esa mínima inversión energética para su reciclado hace que, además, sea muy rentable, lo cual incentiva el proceso eternamente. Este metal puede reciclarse infinitamente sin perder sus cualidades, lo que lo convierte en una opción sostenible y respetuosa con el medio ambiente.

El aluminio es así, uno de los materiales denominados estratégicos por la Unión Europea, siendo muy preciado al final de su vida útil en cualquiera de sus aplicaciones, en las nuevas estrategias de minería urbana. Al optar por el aluminio reciclado, Itesal contribuye a la reducción de la extracción de bauxita, el mineral del que se obtiene el aluminio, y al ahorro de energía, ya que el proceso de reciclaje consume hasta un 95% menos energía que la producción de aluminio primario.

EFICIENCIA ENERGÉTICA Y REDUCCIÓN DE EMISIONES

Itesal ha implementado diversas medidas para mejorar la eficiencia energética de sus operaciones. Desde la modernización de equipos y maquinaria hasta la optimización de procesos productivos, cada acción está diseñada para disminuir el consumo de energía y las emisiones de gases de efecto invernadero, consolidando a la empresa como un referente en la industria.

La compañía también se caracteriza por promover una cultura de sostenibilidad entre sus empleados, clientes y todos sus grupos de interés, tratando de generar beneficios en todo su entorno. La empresa organiza talleres, charlas y campañas de concienciación para educar sobre la importancia del cuidado del medio ambiente y las acciones que todos podemos tomar para contribuir a un futuro más verde.

El compromiso de Itesal con el medio ambiente no es solo una declaración de intenciones, sino una serie de acciones concretas que demuestran su liderazgo en sostenibilidad. En este Día Mundial del Medio Ambiente, la empresa reafirma su compromiso con el planeta y con las generaciones futuras, inspirando a otras organizaciones a seguir su ejemplo. Una de las muestras de esta estrategia es la consolidación en su cuarta edición ya de su Premio Nacional de Arquitectura Novel ITESAL, donde la sostenibilidad está expresamente definida en las demandas de las bases del premio.

Con el apoyo de sus empleados, clientes y grupos de interés, Itesal continúa trabajando para un futuro más sostenible y promete seguir liderando la innovación ambiental en su sector.

* Este artículo forma parte de un completo especial de medio ambiente en el que han participado una veintena de empresas. Ver el especial completo aquí.