Zaragoza avanza hacia la recogida de materia orgánica y la limpieza con transporte eléctrico de la mano de FCC Medio Ambiente. La empresa es la concesionaria de la limpieza y recogida de residuos de la capital aragonesa y todas sus acciones van encaminadas a que su actividad sea lo más sostenible y respetuosa con el medio ambiente posible.

En este sentido, la electrificación de la flota de vehículos de limpieza es una de las grandes líneas de acción. La innovación está en el ADN de FCC Medio Ambiente, que lleva más de 45 años investigando en movilidad eléctrica, y desarrolló su primer camión recolector 100% eléctrico en 1974. En la actualidad cuenta con una flota de más de 16.000 vehículos, de los que 821 unidades son eléctricas y 1.305 de GNC o Bi-Power.

Los vehículos eléctricos de FCC se pueden ver en las calles de Zaragoza. Además del ahorro energético, apenas hacen ruido. Entre otros, hay patinetes eléctricos para que los operarios de FCC realicen tareas de limpieza y también son eléctricos los carros portacubos y los triciclos. Estas son algunas de las mejoras que han llegado a la capital aragonesa gracias a la nueva contrata de limpieza viaria. El servicio se está modernizando con la introducción de nuevas tecnologías más eficientes y respetuosas con el medio ambiente.

CONTENEDOR MARRÓN

Entre las novedades más recientes en materia de sostenibilidad, Zaragoza se encuentra inmersa en plena incorporación del contenedor marrón, para la recogida de materia orgánica. El Ayuntamiento, de la mano de FCC Medio Ambiente, ha lanzado la campaña «Marrón, el color que mejor le sienta a la orgánica» para inculcar en los vecinos el hábito de reciclar estos desechos.

La implantación de este cuarto contenedor está siendo progresiva en todos los distritos y barrios rurales de Zaragoza a lo largo de este 2024. Los residuos orgánicos, como los restos de comida o jardinería, pueden degradarse biológicamente y ser aprovechados pero para ello deben ser separados correctamente. Una vez recogidos, se trasladan a la instalación municipal del Centro de Tratamiento de Residuos Urbanos de Zaragoza (CTRUZ), donde se convierten en compost y generan energía limpia.

El reciclaje y tratamiento de residuos urbanos es una de las líneas de negocio de FCC Medio Ambiente. En este ámbito, la compañía dispone de cerca de 700 centros de tratamiento, reciclaje y eliminación, donde se gestionan más de 24,5 millones de toneladas anuales de residuos. Éstos son tratados a través de procesos térmicos, compostaje, biometanización, reciclado, incineración, relleno sanitario controlado y escombrera. FCC Medio Ambiente opera la gama de plantas de tratamiento más extensa y variada del mundo y se ha atendido a más de 42 millones de personas.

* Este artículo forma parte de un completo especial de medio ambiente en el que han participado una veintena de empresas. Ver el especial completo aquí.