Con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente, que se celebra este miércoles, 5 de junio, HOY ARAGÓN organiza una mesa de debate con cuatro empresas con presencia en Aragón. Representantes de Forestalia, Coca-cola, Levitec y Grupo Profand conversan sobre innovación, normativa, rentabilidad y conciencia social en materia medioambiental, entre otros aspectos.

El consenso ha reinado en una sesión en la que cada empresa ha aportado su experiencia en materia medioambiental y donde los asistentes han podido crear sinergias y han encontrado inspiración más allá de su sector. Los participantes han sido Ana Cristina Fraile, directora de Sostenibilidad de Forestalia; Fernando Anel, jefe de Comunicación Región NE en Coca-Cola; Fernando Martín, director de Calidad y Medioambiente en Profand; y Rocío López, directora del departamento Jurídico en Levitec.

Uno de los puntos tratados es la necesidad de dar visibilidad al esfuerzo que se está haciendo desde todas las empresas en relación al respeto por el medio ambiente. «Hace unos años eran impensable que hubiera criterios verdes en cualquier tipo de relación contractual y financiera. Ahora no hay un acuerdo medianamente serio donde no se valoren estas cuestiones», ha asegurado Fernando Martín, director de Calidad y Medioambiente en Profand.

El grupo empresarial, con sede en Vigo, tiene un planta en Zaragoza y es líder en productos del mar. ‘Profand for Future’ es el nombre de su estrategia en materia de sostenibilidad y dentro de ella se trabaja en conservación y regeneración de ecosistemas, reducción del consumo de agua y electricidad, o valorización de los residuos que se generan en su actividad.

Rocío López, directora del departamento Jurídico de Levitec, se ha mostrado en sintonía con Martín. «Antes acreditabas tu solvencia técnica y otros credenciales. Ahora lo primero que se pide es una auditoría de criterios ESG (Environmental, Social and Governance)», ha expuesto. La compañía a la que representa se dedica a la gestión de proyectos de instalaciones eléctricas y mecánicas en los sectores logístico, industrial y terciario. Una de sus líneas se centra en el ámbito de las energías renovables aunque «el desarrollo sostenible impregna todas las áreas de negocio», ha apuntado.

«Hay empresas que miden y te clasifican por tu impacto ambiental. Es el valor de la acción», ha indicado Fernando Anel, jefe de Comunicación Región NE en Coca-Cola. La multinacional a la que representa es una de las empresas incluidas en el Índice de Sostenibilidad Dow Jones. Se creó en 1999 y actualmente lo forman 320 compañías. ‘Avanzamos’ es el nombre de la estrategia de sostenibilidad que Coca-Cola inició en 2016. «La punta del iceberg es la descarbonización y ahora mismo nos centramos en los envases, que generan el 46% de la huella de carbono que emitimos», ha resumido Anel.

Para Ana Cristina Fraile, directora de Sostenibilidad de Forestalia, las cuestiones medioambientales ya no están en el marco reputacional, sino sobre el terreno. «Tratamos de mitigar el cambio climático con la generación de energías renovables», ha resumido, sobre la actividad de la compañía. Además, sus proyectos de plantas fotovoltaicas suponen una contribución preventiva. «Se realizan estudios, hay un seguimiento ambiental y se mejoran los ecosistemas», ha añadido.

UNA NORMATIVA EUROPEA EXIGENTE

En esta mesa de debate organizada en la redacción de HOY ARAGÓN también ha habido acuerdo en que la normativa europea es «exigente» y, en ocasiones, «difícil de aplicar». «El sector de las renovables está hiperregulado y conseguir los permisos puede llevar más de dos años. Además, en este campo, en los últimos años se ha dado lugar a una efervescencia normativa que es volátil y, a veces, genera inseguridad estratégica en las empresas», ha señalada Ana Cristina Fraile.

En la misma línea, Rocío López ha hablado de que «el mercado va por un lado y la norma escrita y aprobada, por otro». «Hay una norma que nos impone más y es la del mercado. Al final nuestro producto se tiene que vender y ser rentable. A veces, se ponen obligaciones que no responden al objetivo de la norma», ha resumido la directora de Jurídico de Levitec.

Por su parte, la normativa que más afecta a Grupo Profand y a Coca-Cola es el reglamento europeo de uso de plásticos reciclados. «Es una normativa muy exigente y quizás no se percibe tanto porque se habla de 2029 o de agenda 2030. Para algunas de las cuestiones no tenemos respuesta todavía pero ya hay presión ambiental para usar este tipo de materiales que son reciclables y reciclados», ha indicado Fernando Martín. Anel, de Coca-Cola, ha hecho referencia a las últimas medidas aprobadas por el Parlamento Europeo sobre la recuperación de envases. «Si no recupera el 90% se pasará a un sistema de retorno y ya estamos trabajando para adecuar los ratios a lo que se pide», ha señalado.

Todos los participantes en la mesa han consensuado que cumplir con esta normativa y ser respetuoso con el medio ambiente no puede ir reñido con la rentabilidad económica. «Una medida ambiental bien tomada es rentable y te hace ser competitivo», ha resumido el representante de Profand. «Cuando destinas algo a vertedero tienes que pagar pero cuando se convierte en la materia prima de otro puedas incluso a generar beneficios porque te pagan por ello. Además, la imagen reputacional del producto hace que el cliente esté dispuesto a pagar más. Es un elemento diferencial. La alternativa es competir solo a precio y normalmente eso tiene recorrido corto», ha añadido.

En la misma línea ha hablado el representante de Coca-Cola: «Los estudios nos dicen que los consumidores se fijan cada vez más en que un producto sea verde y en que sea una empresa responsable, que pague sus impuestos y que sea transparente en sus procesos. Eso es algo que cada vez pesa más en sus decisiones». Por su parte, Rocío López (Levitec), ha añadido que ser verde es un compromiso necesario para el planeta y que las empresas deben ser ejemplo.

Como paraguas de todos estos conceptos (normativa, rentabilidad económica, pedagogía al consumidor…) la innovación siempre está presente. Todos los participantes de la mesa coinciden en que invertir en I+D+i es fundamental para ser sostenibles sin perder competitividad en el intento. En el caso de Coca-Cola, uno de los últimos grandes hitos en innovación ha sido lanzar al mercado la primera botella de plástico reciclado hecha con basura marina. Grupo Profand se centra en la valorización total de sus productos. «Nuestra filosofía es aprovechar todo», ha indicado Martín.

En Levitec, la tendencia en innovación es hacia la descarbonización de la flota de transporte y también se está investigando en el campo de las baterías. En Forestalia, por su parte, el principal reto tecnológico es hacer compatibles las instalaciones de energías renovables con el terreno en el que se implantan.

* Este artículo forma parte de un completo especial de medio ambiente en el que han participado una veintena de empresas. Ver el especial completo aquí.