Modernizar los polígonos industriales y actualizarlos para cubrir las necesidades actuales del sector es la principal línea de acción de FEPEA. La Federación de Polígonos Empresariales de Aragón trabaja para que estos espacios no queden en el olvido y tanto las empresas que se asientan en ellos como las personas que allí trabajan puedan seguir desarrollando su actividad en condiciones dignas.

Para la presidenta de FEPEA, Mercedes Royo, esta modernización pasa por mejorar las comunicaciones, tanto viarias como de internet y telefonía; dotar a los polígonos de seguridad y de servicios o conectarlos con los núcleos urbanos a través de transporte público. «Han de ser zonas sostenibles que además se tienen que integrar en los pueblos o en las ciudades. Tienen que ser respetuosos con el medio ambiente. Aragón crece en población y en industria pero tenemos que saber crecer, también en las áreas empresariales«, defiende.

Según los datos de la federación, Aragón cuenta con un total de 400 polígonos industriales, concentrados en buena medida en el término municipal de Zaragoza, donde hay 40. En Teruel hay 25 y en Huesca 10. «El boom industrial empieza en 1970, con muy buen criterio, porque no había áreas industriales. Entonces surge la Ciudad del Transporte en Zaragoza, para desahogar la ciudad. Después, en los 80-90, con el Plan E cada municipio empezó a poner sus polígonos y áreas empresariales sin criterio», resume Royo. «Muchos han quedado antiguos y son eriales. Los polígonos tienen que tener la función de albergar empresas y personas que puedan estar en condiciones. Y para eso hace falta servicios mínimos alrededor», añade.

Otra de las mejoras urgentes es, para FEPEA, las conexiones. «Las malas comunicaciones no solo afectan en los pueblos. Las nuevas generaciones que no quieren o no tienen acceso a coche. Hay que conectar localidades como Cuarte, Cadrete o María de Huerva, que mueven a mucha gente en edad laboral», indica la presidenta. Dinamizar estas zonas industriales y «ayudarles porque están antiguas» para modernizarlas y adaptarlas a los tiempos es otra de las necesidades. Royo también destaca la importancia de dotar a las áreas empresariales de más seguridad, con la instalación de cámaras de seguridad, por ejemplo.

UN MOMENTO DE AUGE

«La industria en Aragón está en un momento de auge. Estamos viendo desde hace unos años que la Comunidad es una zona de reclamo. Tenemos sol, agua, terreno, estamos estratégicamente bien posicionados…. Además, se está anunciando que la fiscalidad va a reducirse, un tema importantísimo a la hora de que las empresas se implanten», señala Royo.

Todo esto hace que, dentro del panorama español, Aragón esté, en palabras de Royo, «cogiendo la importancia que merece». «Hay cosas con las que no podemos competir, como el puerto de Barcelona o el de Valencia, pero estamos muy bien ubicados y no tenemos problemas de agua como en otros sitios», explica. La otra cara de la moneda es la falta de vivienda y de mano de obra, que otras Comunidades sí tienen. «En Aragón tenemos mucho territorio pero muy deslocalizado y centralizado en Zaragoza y un poco en Huesca. Teruel tiene mucho potencial pero es una zona muy desfavorecida actualmente», señala. Para reorganizar todo esto, desde el punto de vista de FEPEA, hacen falta infraestructuras (carreteras) y conectividad. «En el siglo XXI hay muchos lugares a los que no ha llegado la fibra», indica.

Para que todas estas demandas se materialicen, FEPEA lleva tiempo demandando una ley de polígonos, como existe en otras comunidades. «Además de impulsar el crecimiento económico y empresarial de los parques empresariales, es una forma de declarar estas zonas como infraestructuras económicas. Esto daría acceso a ayudas económicas y tendrían una definición global. Además, permitiría regularizar mejor las comunidades de propietarios que hay en los distintos polígonos: se podría tener una figura jurídica que permitiría acceder a subvenciones o reclamar aportaciones económicas a aquellas empresas que no las pagan», detalla Royo.

Para la presidenta de FEPEA «es justo que nos den ayudas porque generamos un PIB importante, tanto por las empresas como por las personas que trabajan en ella». Esta demanda va de la mano de CEDAES, la Federación de Polígonos nacional, que está haciendo hincapié en la necesidad de tener esta ley en Aragón. «Nos dijeron que Mar Vaquero apostaba por ella y hay un pequeño borrador, pero es incipiente todavía porque hay mucha complejidad», señala Royo.

En cualquier caso, desde FEPEA se muestran optimistas por la respuesta que están teniendo de los distintos gobiernos. «En 2022 se firmó el primer convenio con el Ayuntamiento de Zaragoza y también con Infraestructuras. No hemos encontrado oposición en ningún partido y todos los grupos políticos están siendo bastante proactivos con este tema. Se están dando cuenta de que esto es importante y de que los polígonos somos generadores de economía y de empleo«, concluye.

* Este artículo forma parte de un especial de Promoción Industrial en Aragón en el que han participado ayuntamientos, empresas y otras entidades del sector. Ver especial completo aquí.