Ayudar a las empresas y a las personas que las componen a hacer despegar sus proyectos a través del asesoramiento en la búsqueda de naves y suelo industrial es el objetivo de GTI Zaragoza. La asesoría inmobiliaria lleva más de tres décadas dedicada a facilitar el alquiler o venta de estos espacios a compañías de distintos tamaños, sectores y procedencia que quieren instalarse en Aragón. «No es algo fácil si se tiene en cuenta todas las normativas que hay que cumplir para poder desarrollar actividades de manera ordenada, los usos permitidos en las zonas, etc.», señala Santiago Ibáñez, responsable del sector industrial, naves y suelos de GTI Zaragoza.

Un total de 20 personas altamente cualificadas forman el equipo de trabajo de esta asesoría inmobiliaria que cuenta ya con cuatro oficinas. Tres de ellas se ubican en polígonos industriales para poder tener un contacto más directo con el cliente. «De esta manera podemos tener un mejor conocimiento de las empresas y estar cerca de ellas», explica Ibáñez. De hecho, para tener una radiografía de situación, desde GTI se está elaborando un estudio de polígonos donde se incluyen no solo los que tienen en cartera, sino también otros espacios libres. «El objetivo es tener un conocimiento total del mercado para prestar un mejor servicio», añade.

El perfil de los empresarios que ya han confiado en los servicios de GTI Zaragoza es variado. Los clientes de esta asesoría inmobiliaria especializada en industria son tanto pequeñas como medianas empresas y, más recientemente, compañías extranjeras que apuestan por Aragón para instalarse. «En operaciones industriales, en 2023, hemos comercializado casi 800.000 metros cuadrados, entre naves y terrenos, en más 225 operaciones», indica Ibáñez.

La experiencia de casi 35 años trabajando en el sector hace que GTI Zaragoza tenga un amplio conocimiento de los polígonos, sobre todo, de la capital aragonesa y su entorno. Este es uno de sus grandes valores diferenciales, pero no el único. La asesoría cuenta con un departamento con aparejadores y arquitectos que asesoran a aquellos clientes que necesitan un proyecto a medida y les ponen en contacto con las empresas que pueden materializar sus demandas. Además, los técnicos de valoraciones informan a los propietarios de las naves o suelos de qué valor puede tener su inmueble o terreno en el mercado. También se realizan estudios de aprovechamiento de suelos o de usos, y ofrecen un servicio de tasación físico. «Se hace una primera valoración automática a través de la web que se calcula teniendo en cuenta los precios de la zona. Después, realizamos una visita física con expertos», explica.

OPORTUNIDADES Y DESAFÍOS DE LA INDUSTRIA EN ARAGÓN

Tanto Zaragoza como Aragón tienen un peso importante en el panorama industrial a nivel nacional. «Se puede decir que goza de buena salud y posicionamiento dentro de España», asegura Ibáñez. Entre los motivos que señalan desde GTI está, fundamentalmente, la buena localización. «Zaragoza está a unos 300 kilómetros de las cinco principales ciudades industriales del país y que suponen el 80% del PIB nacional», indica. Los precios más competitivos del suelo frente a otras comunidades o una oferta más amplia en comparación con otros lugares con menos superficie son otras ventajas.

Entre las zonas que GTI comercializa destaca la PLAZA, que es la plataforma más relevante y de mayor superficie del sur de Europa. También disponen de naves o suelo en Empresarium o en el PTR (Parque Tecnológico del reciclado), que para los expertos de esta asesoría inmobiliaria son los dos parques empresariales que más se van a desarrollar en los próximos años. Malpica, un polígono tradicionalmente industrial con empresas del sector químico, metalúrgico y de la construcción; y Centrovía (La Muela), próximo a PLAZA y bien situado en el eje Madrid-Barcelona, son otros espacios interesantes.

Según la experiencia de GTI, en los últimos años, se ha visto cómo más empresas extranjeras han realizado grandes inversiones en suelo aragonés. También están en auge las compañías logísticas, así como las auxiliares de automoción y las dedicadas a alimentación y energías renovables. En cuanto al futuro, los expertos de esta asesoría inmobiliaria auguran que las empresas tecnológicas van a tener cada vez más relevancia. «Ciberseguridad, biotecnología, automatización, robótica, análisis de datos… Todo va a estar más enfocado a la industria 4.0 y la inteligencia artificial, que se está abriendo paso», señalan.

En este contexto de crecimiento y buena salud industrial de Aragón, GTI Zaragoza quiere seguir ayudando a las empresas a que sus proyectos despeguen. Le avalan 35 años de experiencia y un conocimiento cada vez mayor del sector y de cómo evolucionan las empresas y sus necesidades. Importantes compañías como Foticos, Novaltia, Inycom o Correos han confiado en esta asesoría para poner en marcha nuevos proyectos. «Antes de tomar cualquier decisión es recomendable que se asesoren bien porque suelen ser inversiones elevadas que van a marcar la trayectoria de la empresa. Nuestro objetivo es ayudar y poner nuestro granito de arena. Formamos parte del proyecto», concluyen.

* Este artículo forma parte de un especial de Promoción Industrial en Aragón en el que han participado ayuntamientos, empresas y otras entidades del sector. Ver especial completo aquí.