La Almunia de Doña Godina ha pasado de ser un municipio eminentemente agrícola a basar su economía cada vez más en la industria. Este sector supone ya un 35% del total, por encima de la agricultura (15%). En los planes del Ayuntamiento entra seguir impulsando este crecimiento e invirtiendo para continuar promocionando la localidad por su atractivo para el asentamiento de nuevas empresas.

Actualmente, dentro de su tejido empresarial destacan compañías de logística, del sector farmacéutico o ingenierías. «La actividad productiva es muy variada. En La Almunia se asientan tanto pymes como industrias de mayor tamaño. Destacan Novaya Iberia, Italpanelli, Arco Electrónica, Novartis y el centro de distribución de Dia-Clarel«, señala Isis Moreno, concejal de Promoción Industrial y Eficiencia de La Almunia de Doña Godina.

En su apuesta por la promoción industrial del municipio, la edil reconoce que el Ayuntamiento se enfrenta a una serie de desafíos que influyen en la toma de decisión de las empresas. «Otros municipios o comunidades autónomas pueden ofrecer incentivos fiscales más generosos, lo que en algunos casos hace que los interesados inviertan en otros lugares», indica Moreno. Por otro lado, en La Almunia, como sucede en todo Aragón, afecta la falta de personal cualificado. La excesiva burocracia y los dilatados tiempos de espera para obtener permisos y licencias es otro de los motivos que pueden, en su opinión, «desalentar a las empresas».

En este sentido, el Ayuntamiento trata de reducir los tiempos y simplificar los procesos para la obtención de licencias y, en general, dar todas las facilidades posibles a las empresas. En otras ocasiones el problema es que el suelo que se ha solicitado no es lo que se puede ofrecer o no se tienen tantos metros como se solicitan en unas mismas parcelas.

UNA SITUACIÓN ESTRATÉGICA PRIVILEGIADA

El Ayuntamiento de La Almunia es consciente de sus limitaciones pero también de sus virtudes. Uno de los puntos fuertes de este territorio para el asentamiento de empresas es su situación estratégica privilegiada. El municipio está ubicado en la intersección del eje Norte-Mediterráneo y el polígono se encuentra al pie de la autovía A2, a 50 kilómetros de Zaragoza y 35 de Calatayud. Además, cuenta con conexión por la A122 con el polo industrial de Figueruelas.

A esta ventaja, que es innata al territorio, el Consistorio suma otras virtudes gracias a su esfuerzo e inversión. «El Ayuntamiento juega un papel crucial en la atracción e implantación de empresas en la localidad. Se está trabajando en diversas estrategias para poder crear un entorno favorable para los negocios», explica Moreno. En este sentido, se están revisando los servicios básicos como electricidad, consumo de agua o telecomunicaciones. «Además, se está trabajando en unas acciones para mejorar la accesibilidad al polígono, su señalización o la limpieza», apunta.

Por otro lado, se está estudiando cómo poder crear un centro de coworking para que pequeñas empresas y startups puedan acceder a oficinas. En materia económica, el Consistorio proporciona subvenciones para la creación de empresas, por contratación y mantenimiento de empleo (MEMTA), o para inversiones. «También estamos trabajando en la revisión de impuestos municipales», añade la concejal.

Estas son algunas de las estrategias que se están trabajando desde el Ayuntamiento con el objetivo de crear un entorno favorable para el desarrollo empresarial y la creación de empleo. «Estamos focalizados en seguir la Agenda 2030 y hacer de La Almunia y su tejido empresarial una localidad referente», defiende Moreno. Prueba de su buen hacer es la memoria de sostenibilidad que ha valido la obtención del Sello RSA. «Es un compromiso a seguir trabajando en esta línea y nuestro objetivo es conseguir el próximo año Sello RSA+. Estamos muy contentos de este reconocimientos puesto que solo otros cinco ayuntamientos de Aragón lo tienen», señala la edil.

FUTURA LEY DE POLÍGONOS

Tal y como demanda FEPEA (Federación de Polígonos Empresariales de Aragón), la edil de La Almunia considera que sería «muy interesante» tener una ley que regule los polígonos y, de ese modo, «estar todos en la misma liga». «Además, sería más fácil a la hora de solicitar posibles ayudas y subvenciones si esta todo reglado», añade.

En cualquier caso, el polígono industrial de La Almunia goza, en general, de buena salud. «Las vías de acceso y carreteras están revisadas y correctas, pero se va a incluir una señalización principal en los accesos de ambas entradas tanto para marcar el polígono como las empresas integrantes», señala Moreno. En cuanto a servicios, dispone de agua, electricidad, gas, alcantarillado y telecomunicaciones. «Dispone de ADSL y tiene cobertura total GSM, GPRS, 3G, 4G en todas las operadoras móviles», puntualiza.

Aunque se considera que la iluminación es «adecuada» se están llevando a cabo mejoras. «Estamos en proceso de dar más iluminación en aquellos viales que están menos alumbrados para así evitar problemas. Además, se han colocado sistemas de vigilancia para tener más control e información de las situaciones que se presentan», indica. Por otro lado, se está creando un plan de acción para mantener el polígono más limpio. «Tener una limpieza más continua y exhaustiva o arreglar algunos de los viales que han sufrido roturas por tema de tránsito de camiones pesados son algunas de las principales mejoras que necesita el polígono», apunta Moreno. «Desde el Ayuntamiento creemos que es importante ofrecer una buena imagen, zonas verdes…. Esto influye a la hora de querer invertir en nuestro suelo», concluye.

* Este artículo forma parte de un especial de Promoción Industrial en Aragón en el que han participado ayuntamientos, empresas y otras entidades del sector. Ver especial completo aquí.