La tercera edición del festival Zaragoza Florece regresa a la capital aragonesa. Y además de las actividades y montajes que podremos ver en el Parque Grande, las decoraciones y las actividades paralelas como 49 Flores se extienden por toda la ciudad. En esta ruta gastronómica que mezcla comida, cócteles y flores, tiene mucho que decir Innoflower.

Una innovadora empresa aragonesa que ha hecho que las flores salten del jarrón a la mesa para ser un ingrediente más a la hora de elaborar cremas, pizzas o combinados gracias a las flores comestibles que produce, «aportando sabores, colores, textura, y por supuesto, belleza», tal y como explica Laura Carrera, CEO de Innoflower.

Laura, ingeniera agrónoma de profesión, trabajaba en Aula Dei estudiando el mundo de las flores con el CSIC. Y poco a poco, se fue metiendo en el mundo de las flores comestibles hasta que dio el paso para lanzarse al mundo de la empresa en esta empresa pionera en España que tiene a la seguridad alimentaria como uno de sus pilares fundamentales: «nuestras flores son seguras, somos la única empresa española de flores comestibles con sello Global GAP, un sello que avala la trazabilidad del producto», señala Carrera.

Flores comestibles en una pizza de Leone / 49 Flores

Esta compañía aragonesa dedicada al cultivo y la comercialización de flores comestibles tiene en estos momentos varias fincas de cultivo en Montaña, La Puebla de Alfindén (donde trabajan junto a la Fundación Rey Ardid para fomentar la integración laboral de las personas vulnerables), además de otra finca en Soria, y otra que acaban de abrir en la localidad navarra de Puente La Reina. En estos momentos, han adquirido otra finca en Santa Isabel, que está en obras en estos momentos y que será puesta en funcionamiento próximamente.

La flores que se cultivan en esas fincas se transforman en un obrador que la empresa tiene en Cogullada, como paso previo a que puedan ser utilizadas en las cocinas de toda España. En total, en Innoflower tienen más de 500 referencias a las flores comestibles.

Las piruletas con flores prensadas fueron premiadas en el salón del Gourmet de Madrid / Innoflower

Entre ellas, destacan las más de 50 tipos de flores frescas listas para consumir con total seguridad: desde pensamientos mini a pétalos de rosa o flores alelí. También producen y venden brotes, y flores transformadas, otro de los productos estrella de esta compañía aragonesa que también exporta a países como Francia y Lituania.

A diferencia de las flores frescas, las flores transformadas tienen una fecha de consumo más alta, al haber sido tratadas. En esta categoría, podemos encontrar flores lofilizadas, flores cristalizadas, deshidratadas… Además, tienen otros productos en los que la innovación es protagonista, como las piruletas con flores prensadas; un producto que le valió un premio nacional en el Salón del Gourmet de Madrid.