Calatayud ha sobrepasado el 87% de su ocupación hotelera durante el fin de semana. De viernes a domingo se han celebrado Las Alfonsadas, una fiesta medieval en la que también han tenido mucho éxito las visitas guiadas a la ciudad. En concreto, según los datos recopilados por el departamento de Turismo del consistorio bilbilitano, desde el 21 de junio y hasta el día 23 la ocupación media en los seis hoteles de la Calatayud ha sido del 87,5%.

Durante estos tres días la mayoría de los visitantes que se han acercado a la Oficina Municipal de Turismo solicitando información procedían de Aragón, Castilla y León, Barcelona, Comunidad Valenciana y Madrid. A lo largo de la semana, desde el lunes 17 hasta el domingo, por esas dependencias municipales de la plaza de España han pasado 658 turistas. Las pernoctaciones en estos seis días en la ciudad han sido 155. El sábado fue día de más ocupación (72) seguido del jueves (22).

Los días de más afluencia fueron el sábado con 177 personas, el miércoles con 153, seguido del lunes con 99 visitas. Un total de 70 fueron atendidas el domingo, 62 el jueves, 55 el martes y 42 el viernes, el día con menos entradas en la Oficina de Turismo. En esta semana ha habido también algunas visitas internacionales. Exactamente 24. Han sido 16 personas procedentes de Francia, 2 holandeses, 2 argentinos y 4 llegados de México.

En esta edición de Las Alfonsadas se han instalado 30 jaimas, repartidas por calles y plazas del casco histórico bilbilitano, donde también ha estado el tradicional mercado con decenas de puestos. Durante el fin de semana se han sucedido las actuaciones musicales, obras teatrales, pasacalles y desfiles, exposiciones y presentaciones de libros, entre otros actos.

Las Alfonsadas de Calatayud son una recreación festiva-cultural del pasado medieval de la localidad. Es un encuentro intercultural, de convivencia y entendimiento que se remonta a los acontecimientos sucedidos durante la conquista cristiana de Calatayud por el Rey Alfonso I “El Batallador” en el año 1120.