El rito del herniado de Lobera de Onsella cumple 20 años desde que se recuperó. La tradición más ancestral de esta localidad de las Cinco Villas tendrá lugar este sábado, 22 de junio, en una edición que es más especial si cabe. La Asociación Cultural Sesayo, guardiana del ritual y de su celebración, también celebra este 2024 su vigésimo cumpleaños. Para celebrar estos veinte años de vida, la agrupación ha instalado unos nuevos carteles informativos en el bosque de la Mosquera, que es donde se realiza anualmente el ritual.

La cartelería cuenta con el diseño de Javier Casado, miembro de la agrupación. Los carteles se suman a las esculturas de Mikel Lasarte que ya se instalaron el año pasado. Se trata de un grupo escultórico que representa el rito del herniado y que se disemina por la ermita local. Igual que las tablillas que reconocen a todos los niños y niñas que han formado parte de este ritual, elementos que también se han mejorado para conmemorar este 20 aniversario.

Precisamente la ermita es el lugar en que comenzará la noche del 22 de junio, a las 22.30 horas, la celebración de este evento. Hasta allí se trasladarán todos los participantes para, posteriormente, ir en procesión hasta el bosque de la Mosquera, donde se llevará a cabo el ritual. En esta ocasión, tendrá como protagonista a un niño de Isuerre.

La presencia de niños de otros municipios en esta mágica noche no es algo casual, ya que era tradición que sus progenitores los llevaran a Lobera de Onsella para someterse a este ritual de sanación. El bosque de la Mosquera es muy especial para los loberanos, ya que se atribuyen propiedades mágicas, especialmente a sus robles más frondosos.

Es por ello por lo que es el lugar elegido para celebrar esta ceremonia, en la que el niño o los niños herniados se desnudan y son pasados a través de la abertura del árbol de brazos de un oficiante, al que se conoce como Pedro, a los del otro oficiante, al que se denomina Juan. Durante el rito, ambos oficiantes recitan la siguiente salmodia: «Tómalo Juan, dámelo, Pedro; herniado te lo doy, sano te lo devuelvo» que se repite tres veces.

Una vez terminado este ritual, se cubre con barro la abertura en el árbol y se venda la herida, dejándolo así. Según cuenta la tradición, el árbol que sane hará que el niño que pasó por él también quede sanado de su hernia.

Por si singularidad, desde la Asociación Cultural Sesayo se ha propuesto este ritual al Gobierno de Aragón para que sea reconocido como Bien de Interés Cultural Inmaterial (BICI), una fórmula que permitirá su protección y su reconocimiento. Además, esta cita se aprovecha para celebrar más actividades. Así, a las
12.00 horas, en la plaza, habrá un cuentacuentos a cargo de Olguilarga Borboleta, una propuesta incluida en la programación cultural ‘A la fresca en Cinco Villas’, de la Comarca de Cinco Villas; a las 19.30 horas será la tradicional merienda en las eras que rodean a la ermita de San Juan, para luego ir a la ermita y recrear el rito del herniado. A las 00.30 horas, y para los que quieran seguir la fiesta, discomóvil en la plaza.

20 AÑOS DE VIDA

La Asociación Cultural Sesayo de Lobera de Onsella cumple este año 20 años de vida en 2024. Con sus 227 socios es un elemento primordial y dinamizador del municipio. Por ello, para celebrar sus años de trabajo, el 15 de agosto han preparado una jornada lúdica que comenzará, a las 10.30 horas con la conferencia titulada ‘Castillos en la región de Valdonsella’, para seguir con el concierto del grupo Willy Folk, a las 12,30 horas, y una comida popular a las 14.00 horas. A las 17.00 horas tendrá lugar el monólogo de Garawi CJ, y, a las 22.00 horas, para cerrar la jornada, teatro para todos los asistentes.

La Asociación Cultural Sesayo es la precursora del ritual del herniado, que impulsa, año tras año, en colaboración del Ayuntamiento de Lobera de Onsella y los vecinos de la localidad, quienes se involucran para que devolver a la vida a este ritual que se recuperó en el año 2004 por iniciativa de un vecino, Pascual Plano, para una grabación del documentalista y etnólogo aragonés Eugenio Monesma.