La talla baja en niños y niñas es un motivo de preocupación habitual para las familias y una de las causas más frecuentes de consulta médica. Sin embargo, el doctor José Ignacio Perales, pediatra de Quirónsalud Zaragoza, explica que esto “suele corresponder a variantes de la normalidad”.

Como principales causas, el especialista destaca la talla baja familiar y el retraso constitucional de crecimiento y desarrollo. “Únicamente un pequeño porcentaje puede deberse al defecto de hormona del crecimiento o a otras patologías endocrinas”, añade el especialista.

SEGUIMIENTO Y POSIBLES TRATAMIENTOS

Los pediatras de atención primaria realizan un seguimiento de la talla durante toda la edad pediátrica. En este sentido, “si en algún momento detectan cualquier alteración de la misma, se remite al paciente a las consultas de endocrinología pediátrica, para así realizar una valoración más especializada”, apunta el doctor.

Si bien la mayoría de niños con talla baja no precisan de ningún tratamiento, sí se considera especialmente importante monitorizar la velocidad de crecimiento. En algunos casos, no obstante, puede resultar necesario recurrir a la hormona del crecimiento, que, según el especialista, resulta “un tratamiento eficaz y seguro tanto a corto como a largo plazo”.

En el siguiente vídeo de #SALUDitos, el especialista aporta una serie de consejos para afrontar la talla baja en niños.