Carmen Susín, consejera de Bienestar Social y Familia, y Ángel Val, director gerente del IASS, han asistido este miércoles por la mañana a la presentación del cupón de la ONCE que conmemora el Día internacional de las personas con sordoceguera con el doble objetivo de visibilizar la realidad de quienes conviven con esta doble discapacidad y reclamar una vez más su plena inclusión.

En el acto, desarrollado en el Instituto Aragonés de la Juventud, han intervenido José Luis Catalán, presidente del Consejo Territorial de ONCE Aragón; Raquel Pérez, delegada territorial de la ONCE, y Silvia Borrego, responsable del departamento de servicios sociales para personas afiliadas. Además han compartido su día a día como personas con sordoceguera Mercedes Navarro y Francisco -Kiko- Vidal, junto a Irene Arjol, su mediadora.

Se calcula que hay unas 9.000 personas en España afectadas por sordoceguera, de nacimiento o adquirida: de ellas, más de un tercio están afiliadas a la ONCE y en Aragón se está atendiendo a 145 personas, como es el caso de Kiko, acompañado y apoyado por Irene, y Mercedes y su perra Ponca, que han sido los protagonistas de la presentación. 

ONCE
Las personas con sordoceguera de Aragón demandan su inclusión plena en la sociedad y lo reclaman en cinco millones de cupones / DGA

En su intervención, Carmen Susín se ha comprometido a apoyar la elaboración de un censo de personas con sordoceguera, una iniciativa que quedó en suspenso tras la pandemia, y que pretende contabilizar cuántos aragoneses con pérdida visual y auditiva combinadas hay en las tres provincias.

Además ha resaltado la importancia de las campañas de comunicación y concienciación como la que rodea este Día internacional de las personas con sordoceguera: “Nos permiten entender mejor para qué quehaceres necesitan estas personas a mediadores o guías”, ha dicho, y también “en qué situaciones cualquiera de nosotros podemos contribuir a ponérselo más fácil y hacer posible una comunicación mejor, más fluida, con otras personas y con el entorno”.

“Hablamos a menudo de inclusión y por suerte la sociedad está cada vez más concienciada con la accesibilidad universal y la diversidad, pero hay que seguir perseverando en todo lo relacionado con la visibilidad de los distintos tipos de discapacidades”, ha aseverado la consejera de Bienestar Social y Familia. “Se trata de que quienes tienen sordoceguera puedan ser ciudadanos de pleno derecho y tengan la oportunidad acceder en igualdad de condiciones a cualquier proceso, trámite o servicio”.

El próximo 25 de junio la ONCE pondrá a la venta cinco millones de cupones para conmemorar el Día internacional de las personas con sordoceguera –el 27 de junio– con el objetivo de denunciar las dificultades a las que se enfrentan las personas con sordoceguera, luchar contra la invisibilidad de este colectivo y reclamar avances en sus derechos en pro de una inclusión plena.