La actividad de la Fundación Hidrógeno Aragón y de su sector es determinante para la creación de empleo y riqueza, no solo en el campo de acción de este vector energético, sino en muchos otros directa o indirectamente relacionados con él.

Tal es así, que cada puesto de trabajo creado en este sector genera otros 62 en el conjunto de la economía. Esta conclusión se desprende del estudio ‘Análisis del impacto económico, social y empresarial del hidrógeno en Aragón’, presentado en el cierre del XX Aniversario de la Fundación Hidrógeno Aragón que tiene su sede en el Parque Tecnológico Walqa de Huesca.

Este acto, presidido por la vicepresidenta segunda y consejera de Economía, Empleo e Industria del Gobierno de Aragón, Mar Vaquero, ha servido para conmemorar dos décadas de logros, posicionamiento nacional e internacional y trabajo en equipo dedicadas al impulso del hidrógeno como vector de energía sostenible, descarbonización y motor de desarrollo económico.

A él han asistido buena parte de las personas y entidades que han jalonado esta exitosa trayectoria, entre los que destacan los miembros de un patronato que hoy integran 90 empresas, entidades y centros de investigación, líderes en sus respectivas áreas.

Mar Vaquero ha destacado que el futuro de la Fundación Hidrógeno Aragón se atiba «esperanzador», gracias a sus «cimientos sólidos». «Podemos destacar que estas dos décadas de trayectoria han permitido situar a nuestra comunidad como un referente internacional y en los próximos años se va a trabajar aquí en proyectos que cambiarán la vida de los ciudadanos del mundo», ha subrayado.

Por ello, ha puesto en valor la «enorme trascendencia» que tiene la comunidad en esta materia y lo ha tildado como una de las áreas con «mayor futuro» en términos de empleo y actividad económica.

Las cifras para la vicepresidenta son «esclarecedoras» del gran avance que se está viviendo y lo considera un «magnífico punto de partida» porque «nuestra ambición es seguir trabajando en más proyectos, ser más relevantes y seguir aumentando la importancia del sector del hidrógeno desde el punto de vista económico y social».

Este es un día de «reconocimiento por este potencial, un día también de agradecimiento a aquellas entidades y aquellas empresas que apostaron por el hidrógeno, también de los expresidentes, que hoy también van a recibir un reconocimiento, y por todas aquellas empresas que se han ido sumando, aportando su singularidad y tratando de afrontar esos retos», ha dicho Vaquero.

La vicepresidenta ha manifestado que «estamos alineados en la generación de hidrógeno a través de energías renovables, como es también la eólica y la fotovoltaica, alineados también con la estrategia europea de descarbonización, donde el hidrógeno tiene un en especial protagonismo, y además dispuestos a asumir esos retos técnicos, tecnológicos, económicos también, porque todavía es necesario encontrar ese equilibrio económico y lo que es todo el proceso de producción, almacenamiento y distribución del hidrógeno y también los desafíos que existen en materia de infraestructuras».

Ha continuado diciendo que «ese análisis del impacto económico, social y también empresarial del hidrógeno, un camino que se mostró hace esas dos décadas, y es por el que tenemos que seguir porque ha supuesto situar Aragón, una vez más, a la cabeza de la sostenibilidad y de la búsqueda de la sostenibilidad y estamos convencidos de que es la fórmula para incrementar la competitividad y también la productividad de las empresas aragonesas».

IMPACTO DEL HIDRÓGENO EN ARAGÓN

El estudio presentado, elaborado por la consultora Smartpoint, ofrece interesantes datos sobre el efecto multiplicador que la actividad de la Fundación Hidrógeno Aragón tiene, como el que indica que cada euro invertido por la entidad en proyectos relacionados con el hidrógeno -más de 200 desde su creación- ha generado otros 3,5 adicionales en la economía, o el que señala que cada euro que ha dedicado el Gobierno de Aragón a la Fundación se ha multiplicado por siete.

El trabajo prevé que la actividad de la Fundación tenga un impacto en la economía aragonesa durante los próximos 10 años que podría alcanzar los 200 millones de euros y afirma que cada puesto de trabajo creado por el sector del hidrógeno en Aragón durante los últimos 10 años ha generado otros 62.

Solo las inversiones hechas en la comunidad autónoma en el campo del hidrógeno entre 2011 y 2023 han ascendido a 134 millones de euros, con una creación de 2.150 empleos y una huella total de más de 900 millones de euros, fruto de sumar sus impactos directo, indirecto, inducido y la recaudación fiscal asociada.

Si las cifras son importantes, no lo es menos el beneficio social que ha tenido y tiene toda la cadena de valor del hidrógeno en Aragón, que ha propiciado un gran desarrollo tecnológico en áreas como el transporte, almacenamiento o electrolizadores, ha permitido poner en marcha programas de formación especializada que proporcionarán la mano de obra y el capital investigador que el sector va a necesitar de aquí en adelante, y ha atraído a nuevas empresas que trabajan en hidrógeno o son a su vez proveedoras de estas.

Todo ello se ha traducido en una clara mejora de la competitividad, en la diversificación de la economía regional y en suma en la generación de todo un ecosistema que aúna industria, tecnología e innovación.