Los Pirineos, famosos por sus grandes montañas y amplios valles, son uno de los paisajes naturales más impresionantes de España. Con sus vistas increíbles, este lugar se ha convertido en un destino rural que cada año atrae a muchos viajeros.

Además, con su extensa red de senderos, los más aventureros pueden disfrutar de rincones y parajes asombrosos. Por ejemplo, el Valle de Tena es uno de los mejores sitios para experimentar todos los encantos del Pirineo, ya que cuenta con un entorno natural que invita a perderse en sus paisajes.

Uno de los lugares más especiales de este valle es la cascada D’os Lucas, también llamada la de Orós Bajo, por el pueblo donde se encuentra, en el municipio de Biescas. Esta cascada sorprende a los visitantes con sus dos saltos de agua consecutivos, de unos cinco y siete metros cada uno, y con la fácil ruta que lleva hasta ella. Este sendero tiene solo un kilómetro y medio de ida y vuelta, y se recorre en unos 40 minutos.

El recorrido comienza en el aparcamiento de Orós Bajo, que se encuentra después del puente que cruza el Barranco d’os Lucas. Este lugar es perfecto para estacionar el coche, aunque por la gran cantidad de visitantes, el Ayuntamiento de Biescas ha empezado a controlar el número de personas. Desde el aparcamiento, hay que seguir a pie por un camino que sube junto al barranco hasta llegar a una presa con una cascada.

Cascada D'os Lucas
Barranco D’os Lucas

Desde este punto, se sigue subiendo por el barranco siguiendo el curso del agua, sin un sendero definido, pero fácil de recorrer. A veces, es necesario cruzar el cauce varias veces. Después de unos 15 a 20 minutos, se llega a la cascada D’os Lucas, donde el visitante puede disfrutar de un hermoso rincón escondido en los Pirineos, con el sonido del agua al caer y una vista impresionante. Además, la caída del agua forma una bonita poza perfecta para darse un baño y refrescarse en verano.

Esta actividad es ideal para hacer en familia o con amigos, ya que es bastante sencilla. Sin embargo, se recomienda llevar el equipo adecuado y evitar hacer el recorrido durante épocas de lluvia o deshielo, cuando la cascada lleva más agua. También se puede aprovechar la visita para acercarse a la iglesia mozárabe de Santa Eulalia, del siglo XI, que se encuentra a las afueras del pueblo de Orós Bajo.

CÓMO LLEGAR

Desde Huesca, el trayecto hasta Orós Bajo toma aproximadamente 50 minutos por la carretera A-23. Desde Pamplona, el viaje dura alrededor de 1 hora y 45 minutos por la vía A-21.