En el noreste de la provincia de Huesca, entre los ríos Ésera e Isábena, se encuentra Graus, una pintoresca localidad que invita a una escapada perfecta de fin de semana. Con una población actual de 3.434 habitantes, Graus se distingue por conservar el uso del aragonés, conocido localmente como grausino, como un legado de su rica herencia cultural.

Graus es célebre por su exquisita gastronomía. El mercado de la trufa, reconocido mundialmente, atrae a aficionados y chefs en busca de este manjar. Además, la longaniza de Graus ostenta el récord del embutido más largo del mundo, una delicia que no te puedes perder al visitar esta encantadora villa.

El patrimonio arquitectónico de Graus es notable. La Basílica de la Virgen de la Peña, de estilo renacentista y comenzada en 1538, es una visita imprescindible. En el Barrio de Abajo se encuentra la Plaza Mayor, una joya urbanística con forma de pentágono que destaca como una de las más bellas de Aragón. Sus colores llamativos y diferentes entre los edificios le confieren un aura especial, algo así como un concierto de Coldplay repleto de colores anaranjados, verdes, amarillos y rojizos.

Uno de los puntos destacados es el Puente Medieval sobre los ríos Ésera e Isábena, construido en el siglo XII y estratégicamente ubicado en la parte baja del pueblo. Este puente histórico fue testigo de eventos significativos, incluida la muerte de Ramiro I de Aragón, añadiendo capas de historia a la atmósfera única de Graus.

Para los amantes de la naturaleza y las actividades al aire libre, Graus ofrece una amplia gama de opciones. El río Ésera es perfecto para practicar rafting, kayak, piragüismo, hidropedales, windsurf y esquí acuático. Las rutas de bicicleta van desde caminos fáciles hasta desafiantes senderos. Además, los aficionados al senderismo y la escalada encontrarán opciones para todos los niveles, desde familias con niños hasta aventureros experimentados.

CÓMO LLEGAR A GRAUS

Para los viajeros que desean visitar Graus desde Huesca, la mejor ruta es a través de la N-240 y N-123. Desde Huesca, toma la A-1231 hacia N-240 en Peraltilla y conduce 11.9 kilómetros. Luego, sigue por N-240 y N-123 hacia N-123a en Graus, tomando la salida N-123a después de recorrer 35.5 kilómetros.