Tras un fin de semana más fresco debido a las fuertes rachas de viento, el calor regresa esta semana a Aragón con temperaturas que alcanzarán hasta 35 grados en la mitad norte de la península y entre 38 y 40 grados en el centro y sur del país.

Este incremento de temperaturas provocará un ambiente sofocante, con máximas que superarán en hasta 10 grados las normales para esta época del año, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

El portavoz de Aemet, Rubén Del Campo, ha señalado que entre el miércoles y el viernes el calor será especialmente intenso, con temperaturas diurnas alcanzando los 40 grados en amplias zonas del país y noches cálidas con valores entre 20 y 22 grados. Zaragoza, en particular, experimentará temperaturas de hasta 35 grados.

Sin embargo, la situación de calor extremo finalizará a partir del fin de semana debido a la llegada de una borrasca atlántica. Esta traerá un acusado descenso térmico y precipitaciones en forma de lluvias y chubascos tormentosos en casi toda la península, especialmente en el norte.

PREVISIÓN POR DÍAS

Este martes, las máximas seguirán subiendo en casi todo el país, con más de 30 grados en amplias zonas del norte y entre 32 y 34 grados en el centro, Extremadura, oeste de Castilla-La Mancha y Andalucía. En los valles del Tajo, Guadiana y Guadalquivir se superarán los 34-35 grados.

El miércoles, se espera un repunte generalizado de las máximas, con temperaturas de entre 32 y 34 grados en la meseta norte y hasta 35 grados en Zaragoza, Lleida, Madrid y Toledo. En Sevilla y Córdoba, se alcanzarán los 38 grados.

La madrugada del jueves será tropical en el nordeste, centro y sur de la península, con ciudades como Málaga y Sevilla que no bajarán de 21 o 22 grados. Durante el día, amplias zonas superarán los 36-38 grados, con ciudades como Zaragoza, Madrid, Toledo y Granada alcanzando los 38 grados. En los valles del Guadiana y Guadalquivir, Córdoba podría rondar los 39-40 grados.

A partir del viernes, una borrasca atlántica traerá lluvias al oeste y sur de la península, afectando al Cantábrico, Galicia, Castilla y León y norte de Extremadura. Débilmente, estas lluvias podrían llegar a Navarra, La Rioja, Aragón, la zona centro y resto de Extremadura y Andalucía Occidental.

Las temperaturas comenzarán a descender en el sur y tercio norte, mientras que se mantendrán en el resto del país. El calor persistirá en la meseta norte y sur de Galicia, con 32-34 grados, y 34-36 grados en la depresión del Ebro, Baleares y el centro y sur peninsular.

Del Campo también ha advertido que el jueves y viernes se notará la presencia de «polvo en suspensión» del norte de África, generando calima, especialmente en el sur de la península.

FIN DE SEMANA

El fin de semana, las bajas presiones cubrirán rápidamente toda la península, trayendo lluvias a casi cualquier punto, excepto el área mediterránea y Baleares. El domingo, las precipitaciones serán más abundantes en el Cantábrico Oriental, norte de Navarra, Pirineos, este de Castilla y León y norte de Cataluña.

Las temperaturas bajarán notablemente entre el sábado y el domingo en todo el país, descendiendo entre 8 y 10 grados con respecto a los días anteriores, concluyó el portavoz de Aemet.