Con la llegada del verano y el inicio de las vacaciones para muchos zaragozanos, la vida en la ciudad se adapta a un ritmo más relajado. Sin embargo, este último día antes del comienzo oficial del verano ha traído consigo la inauguración de dos nuevos negocios que prometen agregar variedad y sabor a la oferta gastronómica de la capital aragonesa.

Desde hace meses se rumoraba que Popeyes, conocida por su especialidad en pollo frito y perteneciente al mismo grupo que Burger King, abriría su cuarto restaurante en Zaragoza. Este jueves, finalmente, las puertas del nuevo local ubicado en la calle Alfonso I, en la esquina con la calle Prudencio, se abrieron al público.

El local ocupa un espacio que estuvo desocupado por más de siete años, revitalizando una parte clave del Casco Histórico de Zaragoza. Para celebrar su llegada, Popeyes regaló 20 ‘The Chicken Sandwich’ a los primeros visitantes, una estrategia que atrajo a curiosos y aficionados del pollo frito por igual.

Por otro lado, Zaragoza también recibe a East Crema Coffee, reconocido por su café de especialidad, repostería artesanal y brunch. Este nuevo Coffee House está ubicado en la calle San Clemente, cerca de la Plaza de los Sitios, y promete convertirse en un punto de referencia para los amantes del buen café y los espacios acogedores.

El diseño interior de East Crema Coffee transporta a los visitantes a un ambiente que combina historia y estilo moderno, con más de 100 años de legado reflejados en su arquitectura. El local está meticulosamente diseñado para evocar la sensación de un invernadero, ofreciendo un oasis urbano donde disfrutar de momentos relajados acompañados de excelente café y delicias artesanales.

Tanto Popeyes como East Crema Coffee llegan para enriquecer la oferta gastronómica. Mientras Popeyes atrae con su sabor inconfundible y ambiente informal, East Crema Coffee ofrece un espacio elegante y acogedor para disfrutar de café de calidad y delicias culinarias en un entorno cuidadosamente diseñado.