El Gobierno de Aragón tiene previsto reabrir la Torre del Agua como espacio expositivo y de eventos en el primer trimestre de 2027, tras una inversión de siete millones de euros. El consejo de administración de Expo Zaragoza Empresarial ha dado el primer paso al aprobar la licitación del proyecto y la dirección de las obras por 153.000 euros más IVA, iniciando así un proceso de tramitación y ejecución que se extenderá por 30 meses.

Octavio López, consejero de Fomento y presidente de la sociedad pública, anunció este jueves que el proyecto incluirá la adecuación de la antigua cafetería en un restaurante, cuyo funcionamiento se concederá a terceros. Asimismo, se abrirá la cubierta de la Torre como una terraza.

La adecuación se enfocará en los sótanos, zócalo, fuste, fachada y cubierta de uno de los iconos de la Expo 2008, con la intención de transformarlo en un «faro de la logística» dieciséis años después de la clausura del evento internacional. Las obras de esta primera fase se solaparán con las de la segunda fase, que se centrarán en la renovación del sistema de iluminación a uno más eficiente de tecnología LED, comenzando seis meses después, según detalló Pedro Sas, gerente de Expo Empresarial.

El consejero de Fomento descartó la construcción de plantas intermedias, una opción considerada en su momento por el diseñador del edificio, Enrique de Teresa, y el ingeniero estructural Javier Manterola.

Los 4.000 metros cuadrados del zócalo se destinarán a una sala multiusos para exposiciones temporales y eventos. Los espacios distribuidos a lo largo del cuerpo de la Torre del Agua formarán parte de una exposición permanente relacionada con la logística, la energía y el agua.

Octavio López explicó que esta intervención, que aún debe ser detallada, implicará una tercera fase sin fecha definida ni presupuesto orientativo, aunque se espera que sea menor en comparación con el resto del proyecto. Las obras de adecuación del edificio, de 76 metros de altura, requerirán una inversión inicial de 3,5 millones de euros, a la que se sumará una cantidad similar para el ambicioso proyecto de iluminación de su característica forma de gota.

El actual sistema de fluorescencia será reemplazado por uno de puntos LED «más eficiente y con mayores posibilidades creativas». De este modo, se cumplirá la vieja aspiración de utilizar algunas de las partes más visibles para la proyección de vídeo e imágenes dinámicas, similar a lo que se hace en el cercano edificio de Etopía, junto a la estación de Delicias.