El presidente de Aragón, Jorge Azcón, anunciaba el pasado mes de mayo la creación de un nuevo parque tecnológico que se situará en Zaragoza, concretamente en las inmediaciones de la Escuela de Ingeniería (EINA) y Parque Goya.

Ahora, el Gobierno de Aragón, a través del Instituto Aragonés de Fomento, ha sacado a concurso la elaboración del Plan Director y Estudio de Viabilidad del Parque Tecnológico y de Innovación de Zaragoza. Este proyecto permitirá determinar cómo se va a desarrollar este espacio de vanguardia y el camino para hacerlo realidad. Un primer paso para su puesta en marcha en la que ya es la legislatura de la tecnología.

Las ofertas pueden presentarse en un plazo de 15 días. La empresa adjudicataria dispondrá de un máximo de cuatro meses para completar los trabajos, con un presupuesto de licitación de 140.000 euros, más IVA. Toda la documentación y los requisitos del contrato se encuentran disponibles en la Plataforma de Contratación del Sector Público (PLACSP).

Este hub tecnológico, según explicó el presidente: «favorecerá el crecimiento de las empresas del sector TIC, impulsará sinergias entre las diferentes firmas, auspiciará una colaboración público-privada más intensa y permitirá una mayor creación de empleo especializado».

Aragón busca dar respuesta a la llegada de inversores tecnológicos como los proyectos que está desarrollando AWS, Microsoft o la inminente implantación de Meta con esta plataforma tech.

LA LEGISLATURA DE LA TECNOLOGÍA

El Parque Tecnológico y de Innovación de Zaragoza es uno de los proyectos clave del Gobierno de Aragón y la Consejería de Economía, Empleo e Industria. Esta iniciativa legislativa busca impulsar el desarrollo del sector tecnológico en la comunidad, proporcionando instalaciones adecuadas y promoviendo la colaboración entre empresas, universidades y centros de innovación.

Actualmente, Aragón se ha consolidado como un hub tecnológico de referencia en Europa con el objetivo de fortalecer esa posición en el futuro. Proyectos que, desde Aragón, busca exportar globalmente permitiendo un crecimiento en términos de empleo, actividad económica e impacto.

UBICACIÓN

El parque tecnológico se situará en las parcelas no desarrolladas que pertenecen a la DGA. Este sector está incluido en el Plan Especial de Equipamientos del Área del Campus Universitario e I+D de la Universidad de Zaragoza (Actur-Área 5). La extensión total del área es de 79,08 hectáreas, de las cuales aproximadamente 46,6 están disponibles.

Concretamente, en esta localización también se encuentra la formación STEAM de la Universidad de Zaragoza y el CEEI Aragón. Por lo que esta ubicación favorecerá la integración de los estudiantes en el mercado laboral y los profesionales especializados.

Además, este parque tecnológico tiene una ubicación idónea gracias a su excelente comunicación con el transporte público, concretamente el tranvía, además de encontrarse en la entrada de la ciudad con buenas conexiones para los vehículos.

EL PLAN DIRECTOR

Los documentos del Plan Director del proyecto incluyen la construcción de un edificio colaborativo que actúe como incubadora de empresas y centro neurálgico del parque. Además, para incrementar el atractivo del parque, se considera esencial dotarlo con edificios de servicios -de participación público-privada- como un alojamiento compartido (cohousing), comedor, guardería o gimnasio.

El complejo contará con una urbanización desarrollada en parcelas urbanas, adecuadas para albergar tanto empresas privadas como públicas, bajo las condiciones que establezca la DGA.

El Plan Director y el estudio de viabilidad del proyecto se llevarán a cabo en dos etapas. En la primera, el adjudicatario deberá llevar a cabo un proceso de consulta y recopilación de datos, así como analizar la situación urbanística del sector y las infraestructuras urbanas existentes en el entorno. De esta manera, se definirá el programa de necesidades del parque tecnológico junto a los agentes del ecosistema tecnológico y de innovación.

En esta primera fase también se evaluarán los requisitos para definir el edificio colaborativo y los inmuebles para servicios (cohousing, comedor, etc.).

En la segunda etapa se identificarán los instrumentos y trámites urbanísticos necesarios para el desarrollo del parque y se definirá la ordenación general del complejo (parcelas urbanas, viales, zonas verdes, espacios públicos y edificabilidad). Asimismo, se determinarán posibles parcelas para una ocupación temprana con el fin de alojar a las empresas tractoras en un corto plazo.