El ministro de Industria y Turismo, Jordi Hereu, ha trasladado al fabricante automovilístico Stellantis el apoyo de su Ministerio para sus proyectos industriales en España, especialmente para el conocido como ‘Proyecto Antares’, la gigafactoría de baterías que la compañía quiere construir en Figueruelas (Zaragoza), que recibió 55,9 millones de euros en la segunda convocatoria del Perte VEC y que provocó las alegaciones de la empresa que dirige Carlos Tavares.

La cuestión de la crítica suscitó en que desde la empresa, y también desde el propio Gobierno aragonés, se vio la cuantía del PERTE como insuficiente. Sobre todo, al ser comparada con otras cantidades aportadas a proyectos de esta envergadura como la planta de baterías eléctricas de Volkswagen en Sagunto (Valencia).

Por ello, Hereu ha traslado su apoyo al proyecto y ha puesto a disposición de Stellantis todos los instrumentos de financiación, especialmente la tercera convocatoria del Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica del Vehículo Eléctrico y Conectado (Perte VEC), que el Ministerio espera lanzar en el primer trimestre de 2024.

Así se lo ha explicado el ministro en una reunión celebrada este martes en la sede del Ministerio, junto a la secretaria de Estado de Industria, Rebeca Torró, y a los representantes de Stellantis, formados por su vicepresidente ejecutivo Industrial, Arnaud Debouef, y el vicepresidente ejecutivo de la Oficina Corporativa y de Asuntos Públicos, Olivier Bourges, con el objetivo de analizar los proyectos que está desarrollando el grupo en España.

Hereu ha señalado que el ‘Proyecto Antares’ es un proyecto estratégico para «seguir avanzando» hacia el objetivo de la industrialización y para convertir a España en un «hub de movilidad sostenible». «La voluntad del Gobierno de España es impulsar proyectos que nos permitan avanzar en la transición industrial al coche eléctrico y fortalecer nuestra industria del automóvil en el conjunto de España», ha apuntado el ministro de Industria.

En un comunicado, el Ministerio ha destacado que Stellantis ha trasladado «su compromiso y apuesta con España» como país receptor de inversiones para futuros proyectos industriales. Para su viabilidad, ha señalado la importancia del apoyo de las instituciones públicas, además de los altos niveles de competitividad, calidad y clima social de sus plantas.

Stellantis recibió en la segunda convocatoria del Perte VEC 63,82 millones de euros en subvenciones en cuatro proyectos vinculados con las baterías, dos en Figueruelas (Zaragoza), uno en Madrid y otro para Pontevedra (Vigo).

La compañía aseguró en noviembre que la resolución final del Perte en su línea de baterías no cumplió sus expectativas, por lo que tanto el Gobierno como la compañía anunciaron una hoja de ruta para crear «las condiciones necesarias» para la viabilidad del ‘Proyecto Antares’.