La realidad de muchos pueblos aragoneses, víctimas de la despoblación, ha sido objeto de multitud de debates. Pero más allá de buscar los motivos que provocan que cada vez haya más núcleos que pierden habitantes, hay algunos municipios que se han puesto manos a la obra con el fin de darle la vuelta a la tortilla, poner en valor los grandes beneficios que supone vivir en un entorno amable y tranquilo, e intentar facilitar en lo posible las cosas a que se planteen residir en ellos.

Es el caso de Aguaviva, en la comarca del Bajo Aragón. Mientras otras localidades de Teruel ven cómo día a día pierden población, el municipio está ampliando su oferta de vivienda con su programa ‘Reaviva Aguaviva’, de mano del Ayuntamiento de la localidad y la Asociación Re-viviendo. El objetivo: fijar población y ayudar a quienes quieren residir en una vivienda en el pueblo.

La iniciativa, financiada a través del programa EREA+, ha arrancado dando una nueva vida a seis casas del municipio, con el fin de que la falta de vivienda no sea un impedimento para quienes quieran establecerse allí. Y esa cifra podría aumentar.

Desde su puesta en marcha en Aguaviva a principios de año, más de una veintena de personas han pasado por este servicio gratuito y confidencial de asesoría, acompañamiento e información sobre ayudas y mediación. Se trata de vecinos que viven en el municipio y quieren reabrir casas para volver a ver su pueblo lleno de vida, pero también de personas que ya no viven en Aguaviva y no quieren que sus casas se deterioren por no estar habitadas.

EN BUSCA DE QUIENES QUIEREN VIVIR EN EL MEDIO RURAL

Además, también han contactado con el servicio personas que quieren vivir en el medio rural y eligen Aguaviva para ello, y otras que quieren volver al pueblo o independizarse de la casa en la que viven actualmente. Fruto de estos encuentros con los interesados, por el momento se está trabajando en un total de seis viviendas en las que se están planteando soluciones como el alquiler por reforma, el alquiler con derecho a compra o el uso compartido, entre otras.

Precisamente, otra de las metas del proyecto es fortalecer la comunidad y hacer que la falta de vivienda no sea una barrera para quienes quieren establecerse en Aguaviva. Por ello, el programa presta ayuda para encontrar una vivienda a aquellos interesados en irse a vivir a Aguaviva, acompañando en el proceso tanto a los nuevos vecinos como a los propietarios que han decidido dar una segunda vida a sus hogares.

Además de brindar asesoramiento legal, jurídico y mediación intrafamiliar, ‘Reaviva Aguaviva’ ha celebrado distintas actividades y talleres sobre el acceso a la vivienda rural, sobre el orden y la felicidad, sobre modelos diferentes a la compraventa tradicional, jornadas de puertas abiertas y una sesión de trabajo con la escuela de adultos sobre el pasado de las casas en Aguaviva, con la colaboración de Recartografías y 3R Espacios.

De acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Estadística, casi la mitad de las viviendas de los pueblos de menos de 10.000 habitantes de España están vacías. El de la vivienda es, por tanto, un problema común a muchas zonas rurales. No obstante, gracias a la valiente e innovadora apuesta de Aguaviva, otros pueblos conocerán nuevas formas de solucionar la escasez de vivienda en el mundo rural.