Agentes del Grupo V de Homicidios de la Policía Nacional han identificado la presencia de un tercer coche en el incidente ocurrido ayer martes en el distrito madrileño de Fuencarral, que resultó en la muerte a tiros de Borja Villacís, hermano de la exvicealcaldesa de Madrid. Según fuentes policiales Villacís y un amigo se habrían reunido con los perpetradores del crimen.

Borja Villacís había alquilado un Citroën C3 blanco junto a su amigo Luis, un hombre español de 43 años que resultó gravemente herido. Se habían citado con viejos conocidos, miembros de una familia de Bargas (Toledo), para resolver diferencias. Los presuntos atacantes, una mujer de 53 años y dos hombres que podrían ser sus familiares, llegaron en un BMW X2 gris plateado, alquilado horas antes en la estación de Atocha. También se ha identificado un tercer coche azul, cuyo papel en el crimen está siendo investigado por la Policía.

En la carretera de Fuencarral al Pardo, el Citroën y el BMW colisionaron intencionadamente, como demuestran las abolladuras de ambos vehículos. Tras el choque, los ocupantes de ambos coches salieron. Del BMW, conducido por la mujer, salieron dos personas armadas con un subfusil de asalto y una escopeta de caza, disparando contra Borja, quien quedó prácticamente muerto en la cuneta.

Los atacantes también dispararon contra el amigo de Villacís, quien fue trasladado al hospital Fundación Jiménez Díaz en el tercer coche azul. Aunque ingresó en estado grave por una herida de bala, no se teme por su vida y deberá declarar ante los agentes una vez recuperado. También se busca al acompañante de Luis.

HERIDAS DE ARMA DE FUEGO EN CABEZA Y TÓRAX

Los sanitarios del Samur-Protección Civil atendieron a Borja Villacís, pero, pese a los esfuerzos de reanimación, confirmaron su fallecimiento debido a heridas de arma de fuego en la cabeza y el tórax.

Tras los disparos, el BMW huyó del lugar, deteniéndose kilómetros después en una rotonda de la carretera de Fuencarral a Alcobendas, cerca de Mediaset. El coche, abollado y con los airbags desplegados, llamó la atención de empleados de una oficina cercana y residentes de un hotel enfrente, quienes alertaron al 091. Informaron que una mujer y un hombre estaban cambiando las placas del coche y escondiendo las viejas junto a un árbol. También vieron cómo sacaban una bolsa, aparentemente con las armas, y la depositaban en un descampado cercano.

La mujer, vestida con un llamativo vestido de flores, se marchó del lugar en el BMW sola al escuchar sirenas policiales, mientras que los otros dos hombres huyeron a pie. Los agentes hallaron las placas cambiadas del BMW y las armas en un cajón de madera en el descampado, incluyendo un fusil de asalto de calibre 7,62 mm y una escopeta de caza de calibre 12.

Gracias a las descripciones de testigos y las imágenes de cámaras de seguridad, la mujer fue detenida en un lavadero de coches en la plaza Elíptica de Madrid. Alegó sin éxito haber sido secuestrada. Se trata de una mujer española de 52 años con numerosos antecedentes policiales y un arresto reciente por parte de la Guardia Civil.

La Policía ha identificado a los dos hombres que la acompañaban, ya que el lugar del homicidio cuenta con muchas cámaras de seguridad. Uno de ellos podría ser hijo de la detenida. El operativo de búsqueda continúa en la zona donde se vio huir a estos dos hombres.

La Policía cree que el suceso estaba cuidadosamente planificado, con los atacantes emboscando a las víctimas y llevando armas de fuego y placas de matrícula para evitar ser localizados. Investigan si el encuentro tenía como propósito una confrontación o algún otro motivo.

DETENIDO EN 2004

Borja Villacís fue detenido en 2004 como miembro del grupo radical Ultrasur por agredir a un joven en Moncloa. Actualmente, estaba imputado por narcotráfico y blanqueo de capitales a gran escala en el Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional. Todo indica que su asesinato está relacionado con un ajuste de cuentas por drogas, en el que también podría estar implicado su amigo.