La Dirección General de Tráfico (DGT) ha lanzado una consulta pública previa a la modificación del Real Decreto 818/2009, de 8 de mayo, que aprueba el Reglamento General de Conductores. Esta modificación prevé la incorporación del carnet B1, que permitirá conducir desde los 16 años en España. El plazo para participar en esta consulta se prolonga hasta el próximo 23 de julio, y el Gobierno busca recabar la opinión de ciudadanos, organizaciones y asociaciones para abordar esta importante modificación.

Según señala el departamento dirigido por Pere Navarro en el documento que lanza a consulta, el objetivo es mejorar la capacitación y la formación de los conductores, reducir la siniestralidad, promover la movilidad sostenible y la micromovilidad urbana, incrementar los mecanismos de conexión en zonas despobladas y garantizar el cumplimiento de los plazos administrativos ajustando los mismos a las necesidades reales.

En concreto, a través de la modificación, el Ejecutivo busca la ejecución de la ‘Estrategia de Seguridad Vial 2030’ en tanto la reforma propuesta «supondrá reducción de la siniestralidad vial mediante la actualización de los requisitos de aptitudes y conocimientos para la obtención del permiso A1, en clara alineación con el mandato de mejorar la formación durante el acceso al permiso de conducción».

Unido a ese objetivo principal de incrementar la seguridad vial, también responde la incorporación del permiso B1 al catálogo actual que ofrece la normativa vigente, en la medida en que «permite la incorporación de nuevos usuarios/tipo de vehículos que se prevé proporcione mayores niveles de seguridad por las características de dichos vehículos frente a las actuales opciones de conducción de las que disponen los mayores de 16 años». A su vez, los vehículos conducibles con el permiso B1 serán completamente eléctricos.