El Real Zaragoza y la SD Huesca ya están de vacaciones y ahora es el turno de sus respectivas direcciones deportivas para confeccionar la mejor plantilla posible y tener un año tranquilo. En el conjunto maño, el objetivo volverá a ser luchar por ascender, mientras que en la escuadra altoaragonesa se buscará no sufrir por el descenso. 

El mercado ofrece varias posibilidades interesantes de jugadores que terminan contrato, aunque ya tienen varios pretendientes. Muchos de estos jugadores han destacado este año en la Liga Hypermotion y los dos equipos aragoneses harán una profunda remodelación de sus plantillas. 

Curro Sánchez era uno de los grandes objetivos de Juan Carlos Cordero para este año. El futbolista, que veía con buenos ojos su llegada a Zaragoza, sigue esperando por primera división y tiene muchas propuestas encima de la mesa. Termina contrato con el Burgos y ha marcado 15 goles esta temporada. 

También en el Burgos termina contrato José Antonio Caro, un guardameta de garantías. Tanto Real Zaragoza como SD Huesca buscan portero tras la salida de Álvaro en las filas del Huesca y de Edgar Badía en el Real Zaragoza. 

También hay varios centrales que finalizan su relación contractual con sus equipos. Aitor Córdoba y Álex Muñoz son dos de los que más han destacado este años. Los dos cuentan con ofertas importantes y parece complicado que puedan recalar en el Real Zaragoza o SD Huesca. 

Ager Aketxe, que está ahora mismo centrado en finalizar la temporada con el Eibar de la mejor forma posible, también terminar contrato y siempre es una garantía de éxito. Javi Ontiveros, que ha estado en el Villarreal B, ha sido el jugador más importante de su equipo y queda libre. Ontiveros tiene varias ofertas para seguir con su carrera lejos de España. 

En el Leganés, recién ascendido, varios jugadores terminan su relación contractual con el equipo madrileño. Miramón es uno de los que han sonado para el Real Zaragoza, en la que sería su vuelta a la capital aragonesa, aunque espera poder seguir en Leganés. 

Jesús Bernal, mediocentro aragonés del Racing de Ferrol, ya ha comunicado que no seguirá en el conjunto gallego. El centrocampista es uno de los jugadores más deseados por los equipos de segunda división y podría también tener hueco en la máxima categoría del fútbol español.