El Observatorio Nacional en Cáncer de Pulmón, presentado este martes, ha revelado una tendencia creciente en el número de casos de cáncer de pulmón en mujeres, que ya suponen uno de cada cuatro pacientes, y personas jóvenes, según ha señalado el coordinador de la Unidad de Tumores Torácicos del ICO Badalona y vicepresidente segundo del Grupo Español de Cáncer de Pulmón (GECP), Enric Carcenery, durante la jornada ‘Real World Data en Cáncer de pulmón: claves para la próxima década’.

Carcenery ha apuntado que desde el grupo pretenden «desterrar el mito de que el cáncer de pulmón es una enfermedad de edades avanzadas«, ya que «cada vez estamos viendo en consulta diagnósticos en edades más tempranas«. Las personas con edades comprendidas entre los 50 y 60 años ya suponen el 30 por ciento y cerca del 13,3 por ciento de diagnósticos se da en personas entre 40 y 50 años.

OBSERVATORIO NACIONAL DE CÁNCER DE PULMÓN

El GECP ha creado el Observatorio Nacional de Cáncer de Pulmón como plataforma de análisis, estudio, reflexión y divulgación sobre la realidad del tumor con mayor mortalidad y morbilidad del país -cuyo perfil de paciente medio son los hombres fumadores de 65 años– con el objetivo de avanzar en la curación y supervivencia de esta enfermedad. A este respecto, Carcereny ha subrayado que «permite exponer los datos que tenemos ahora mismo en población española porque mucha información que teníamos venía de otros países».

Cáncer pulmón
El Observatorio Nacional en Cáncer de Pulmón revela un incremento de casos de cáncer de pulmón en jóvenes y mujeres / Grupo Español de Cáncer de Pulmón

Para ello, arrancó en 2016 el Registro de Tumores Torácicos del GECP que ha conseguido reunir en ocho años los datos de cerca de 34.000 pacientes procedentes de 88 hospitales de todo el país. Según ha señalado el presidente del GECP y jefe de Oncología del Hospital Puerta de Hierro de Madrid, Mariano Provencio, el registro incorpora cada mes una media de 400 nuevos pacientes, una tendencia que se mantiene cada mes, y un total de 4.400 al año. «Estamos abiertos a todo el mundo que quiera participar», ha destacado.

El registro es la primera base de datos nacional y unificada sobre este tipo de tumor e incluye información de variables sociodemográficas, clínicas, moleculares, genéticas y de resultado al tratamiento de los pacientes tratados en los hospitales españoles. Provencio ha explicado además que las conclusiones que se extraigan del Observatorio son «extrapolables a toda la población», ya que se han comparado los datos del Registro con los del Instituto Nacional de Estadística (INE) y los de la Red Española de Registros de Cáncer (REDECAN).

Durante la jornada, Carcereny ha presentado una radiografía de la situación actual del cáncer de pulmón en España. El pasado año se produjeron 22.700 fallecimientos por cáncer de pulmón, situándose como la primera causa de muerte por tumor, según el INE.

Además, ha señalado que el principal tumor torácico es el carcinoma de pulmón de célula no pequeña, con 27.940 casos, seguido del carcinoma de pulmón de célula pequeña, que en un 70 por ciento de casos se diagnostica en estadios avanzados. Pese a esto, ha hecho hincapié en que este observatorio también da información sobre otros tumores que tienen menor incidencia, como es el caso del mesotelioma.

Como factor de riesgo, ha destacado la «normalización» del tabaco, frente al que ha señalado que, como sociedad, «deberíamos ser un poco más valientes en políticas antitabaco«. En este sentido, la radiografía del observatorio señala que el tabaco es el principal causante de este tipo de tumor. El 40,5 por ciento de los afectados son fumadores habituales mientras que el 46,5 por ciento es exfumador. Solo un 11,5 por ciento de los pacientes con cáncer de pulmón incluidos en el registro reconoce no haber fumado nunca.

Por su parte, el jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital General Universitario Doctor Balmis, Bartomeu Massuti, ha comparado los datos de cáncer de pulmón con los de las demás neoplasias más comunes, que son cáncer de mama, colon y recto, y próstata.

Tal y como ha apuntado, la mortalidad del cáncer de pulmón es «mucho más elevada» respecto a las otras neoplasias, pues se sitúa en un 75 por ciento de su incidencia. De cara al futuro, Massuti ha señalado que la tendencia en España para 2040 es de un aumento del 34,7 por ciento en la incidencia y de hasta el 37 por ciento en mortalidad. «En los próximos 20-25 años fallecerá medio millón de ciudadanos españoles por cáncer de pulmón», ha comentado.

DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO MÁS PRECISO

En la jornada también se han presentado datos del Observatorio sobre la implantación de las determinaciones moleculares para un diagnóstico y tratamiento más preciso del cáncer de pulmón gracias a los datos de Atlas Project, un subestudio dentro del Registro de Tumores Torácicos como una plataforma de análisis de biomarcadores NGS (Next Generation Sequencing) para cáncer de pulmón.

Tal y como ha explicado el presidente del GECP, «en comparación con otros países, España presenta una tasa de positividad global similar al 42 por ciento observado en países del entorno europeo. Igualmente, la determinación de al menos un biomarcador es similar a la experiencia alemana y a los datos reales de Estados Unidos», ha detallado.

Para Provencio, «los hospitales españoles han asumido y realizado un nivel adecuado de pruebas moleculares, comparable al de otros países europeos y superior al de EE.UU. Lo cual demuestra la fortaleza de nuestro sistema nacional de salud, con cobertura universal y la implicación de los médicos, a pesar de la ausencia de directrices u organización gubernamental de estos aspectos diagnósticos». En este sentido, el 62,5 por ciento de los pacientes analizados contaba con algún tipo de mutación que permite personalizar su tratamiento.

RADÓN Y CÁNCER DE PULMÓN

Otro de los apéndices con los que cuenta el Observatorio está relacionado con la investigación del radón y el cáncer de pulmón, en colaboración con el Instituto de Salud Carlos III. Provencio ha explicado que se trata de una detección, un mapeo, del radón en distintas áreas geográficas del país, lo que puede contribuir a la salud pública. «Será el primer estudio de radón en España ligado a población geográfica y ligado a cáncer de pulmón«, ha añadido.

Por último, la jornada ha concluido con una mesa redonda sobre retos y oportunidades de la patología para la próxima década. En ella, la directora del Departamento de Asuntos Médico-Científicos de Farmaindustria, Arantxa Sancho, ha destacado las oportunidades que ofrece el registro, pues «tiene un impacto en todas las decisiones que se toman a nivel nacional», así como «para la medición de resultados». Asimismo, ha dicho que «es una fuente de conocimiento, pero también una fuente de hipótesis que puede generar muchas líneas de investigación. No le veo solo un efecto inmediato sino de generar nuevas vías».

Mientras, el presidente de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), Ramón Reyes ha animado a que se hagan este tipo de registros para todos los tipos de tumor. «Tiene que haber un registro nacional de tumores pensando en la equidad de los pacientes«, ha explicado. Para ello, «hace falta voluntad política y voluntad política de las comunidades autónomas. Si no tenemos un registro de todos los tumores o de casi todos, hablar de equidad de los pacientes no dejan de ser solo buenos deseos». Este «es un ejemplo del que debemos de tomar nota».