En el paseo marítimo de Castelldefels se ubica un inmenso banco que es único en España al estar frente a la playa. Este banco se ha convertido en un punto de referencia tanto para los habitantes locales como para los visitantes de esta localidad costera en el Baix Llobregat. Su objetivo es servir como una atracción y convertirse en un nuevo emblema distintivo y relajado de la playa de Castelldefels.

Fue instalado en abril de 2017 y tiene unas dimensiones considerables: cinco metros de largo y 1,2 metros de altura. La disposición y orientación de este particular elemento urbano, que mira hacia el mar en un ángulo amplio, ha sido diseñada para brindar a los fotógrafos la oportunidad de capturar recuerdos enmarcados dentro del pintoresco paisaje de la playa de Castelldefels: dunas, mar, montañas y amaneceres y atardeceres.

El concejal de Urbanismo, Ramon Morera, en su momento destacó su carácter turístico: «Es una aportación innovadora al paisaje costero, que se destaca por replicar otros bancos de esa parte de la ciudad, pero a una escala más grande de lo habitual». Este banco tiene el título de ser el más antiguo de estas dimensiones en España.

Ubicado en el número 11 del paseo marítimo, el banco se ha convertido en un elemento icónico de Castelldefels y su relación con la playa.