La Costa Dorada, conocida por sus playas de ensueño y el icónico parque de atracciones PortAventura, se prepara para recibir a miles de turistas en esta temporada estival. Sin embargo, una triste noticia ha sorprendido a los visitantes habituales del parque: el famoso Huevo Gigante de Pascua, que ostentaba el récord mundial, ha desaparecido de sus instalaciones.

Cada año, PortAventura atrae a multitudes de amantes de la diversión y las emociones fuertes con sus espectaculares atracciones como el Shambala, el Furious Baco, el Dragon Khan y el Hurakan Condor. Además de sus atracciones de renombre, el parque es conocido por sus eventos temáticos que celebran ocasiones especiales como Semana Santa, Halloween y San Valentín.

Durante años, uno de los puntos destacados en PortAventura fue el imponente Huevo Gigante de Pascua, reconocido por Guinness World Records como el más grande del mundo. Esta monumental obra de arte no solo era una atracción visual, sino también un símbolo de innovación y creatividad que atraía la atención de visitantes de todas partes.

Recientemente, la comunidad de fanáticos y seguidores del parque se ha sorprendido al enterarse de que el Huevo Gigante ya no forma parte de las instalaciones de PortAventura. En su lugar, ahora se encuentra una cesta decorada con varios huevos de Pascua, marcando un cambio significativo en la ambientación de la zona.

La decisión de retirar el Huevo Gigante se debe a que ha perdido su título como el más grande del mundo, según informes de la administración del parque. Esta medida ha pasado relativamente desapercibida entre los visitantes, aunque algunos entusiastas como el creador de contenido Coaster Greamer han compartido la noticia, generando un pequeño revuelo entre los seguidores del parque.

A pesar de la ausencia del Huevo Gigante, PortAventura continúa ofreciendo una experiencia única a sus visitantes con emocionantes atracciones y eventos temáticos. Los esfuerzos del parque por mantenerse como un destino de clase mundial para el entretenimiento son evidentes, y los cambios en la decoración solo marcan el inicio de nuevas sorpresas y aventuras para los visitantes.