Arturo Borraz y Víctor Plou, más conocidos por todo el mundo como Urban VicArt, son una de las parejas más disruptivas de la ciudad. Sus mentes creativas nunca paran de elucubrar ideas para sorprender a propios y extraños.

Desfilaron en Nueva York, sus bolsos marcaron época, y ahora tienen centrada su atención en La Casa de la Marimorena, una taberna de estilo andaluz que abrieron hace siete meses junto a Cristina Plou en la calle Fuenclara, a pocos metros de la calle Alfonso.

Pero eso no significa que hayan abandonado el mundo de la moda; al contrario. Sus cabezas no paran y seguro que en algún tiempo nos vuelven a sorprender. La creatividad y las mentes inquietas es lo que tienen. Arturo y Víctor se han sentado con nosotros en su local, situado muy cerca de la redacción de HOY ARAGÓN, y hemos charlado distendidamente con ellos en torno a una copa de vino y con el sonido del taconeado de fondo de las clases de flamenco que se imparten en su local.

PREGUNTA. La gente os relaciona tradicionalmente con el mundo de la moda, y ahora de repente, sorprendéis con esta taberna. Y además, con aire andaluz…

RESPUESTA. Arturo (A) Sí… pero realmente, el tema del bar viene antes de la moda, antes de Urban VicArt. El tema andaluz viene porque mi madre era de Melilla, y hacía un pincho moruno auténtico, que era espectacular. Nosotros desde que nos juntamos, teníamos la idea de crear un bar que tuviera una única tapa, el pincho moruno, por El Tubo, por el centro… Pero entre que en ese momento la zona era zona saturada, y que no se dieron las circunstancias, aparcamos el proyecto.

En aquel momento empezamos con las zapatillas, también estábamos aprendiendo cómo hacer el diseño de los bolsos, nació Urban VicArt… Y ya nos metimos de lleno en el mundo de la moda. Y fue hace poco cuando decidimos retomar la idea.

Víctor (V) Así es, fue en pandemia, un momento en el que como todo el mundo, tuvimos de repente mucho tiempo libre. Y fue cuando empezamos a retomar el plan de abrir un bar de pinchos morunos. Y de repete, a partir de ver el local, el bar monotapas se convirtió en una taberna.

(A) El proyecto se fue creando poco a poco. Al ver el local y los distintos espacios que tenía, se fue desarrollando poco a poco. Ahí podíamos poner esto, allí esto otro… Y así se conformó lo que ves ahora, La Casa de la Marimorena. Pero todo viene de esa idea originaria de crear un bar de pinchos morunos, que aquí se llama el Pincho de la Fernanda, que así es como se llamaba mi madre.

Desfilasteis en Nueva York, hicisteis el bolso joya más caro del mundo, muchos aún recordamos el desfile en el Pabellón Puente de Zaragoza, el desfile en el aparcamiento del Pilar ¿No sentís morriña de todo eso?

(V) Si, eso siempre… pero la morriña está para quitarle el gusto y hacer más cosas. Esta niña que es La Marimorena requiere de toda nuestra atención en este momento, e iremos viendo. Pero todas las puertas están abiertas para volver al mundo de la moda. Todo es un proceso, y todas las puertas están abiertas para volver al mundo de la moda, del que tampoco nos hemos ido.

(A) Y es cierto que aquí tampoco paramos de producir, de crear.., Siempre estamos pensando en qué ofrecer el fin de semana, que si en Navidad organizamos una zambomba, qué actuaciones van a venir… Nuestras cabezas siempre están en movimiento.

Tradicionalmente, Zaragoza no ha destacado especialmente en el mundo de la moda , pero en los últimos años se nota cierto movimiento, ¿Cómo veis el sector de la moda en Zaragoza, tanto a nivel retail como de diseño?

(V) El tema de la moda en Zaragoza está mejorando. A nivel retail, la situación está mejor ahora que hace 8 o 10 años. La gente está más dispuesta a comprar moda en su ciudad, tanto moda aragonesa, como moda española o moda internacional. Antes era el rollo de me voy a Madrid o a Barcelona a comprar. Ahora la gente consume más aquí, porque también se le ofrecen más cosas. Y en cuanto al diseño de moda en Zaragoza, yo la verdad es que últimamente veo a alguna diseñadora que hace cosas muy llamativas. Por ejemplo MarÀvic, es una de las firmas más punteras en cuando a diseño y calidad ya no en Aragón te voy a decir que en España. Lo ha sabido hacer muy bien, es una firma para quitarse el sombrero.

(A) Además, nos parece genial que se hagan cosas desde aquí. Hace años recuerdo que nos preguntaban que porque no nos íbamos a Madrid o Barcelona a diseña- y trab. Y nosotros pensábamos pero porqué… si en Zaragoza se puede hacer igual. Con la firma que te decía Víctor, MarÀvic, es extraordinario lo bien que lo están haciendo, sin tener que moverse de Aragón.

Por vuestro trabajo tanto en la moda, como ahora en la hostelería, tenéis mucha relación con gente de fuera y con lo que se hace en otras ciudades ¿Cómo veis la situación de Zaragoza con respecto a la proyección exterior?

(V) Es verdad que Zaragoza ha estado mucho tiempo aletargada, pero ahora mismo en Zaragoza se están haciendo muchas cosas. Hemos estado hablando del tema de la moda, y eso es un punto más de lo que Zaragoza se está desarrollando. Pero la moda va unida a la cultura, al arte… Yo últimamente veo mucho turismo, y además ya no es el turismo de paso de antes que iba de Madrid a Barcelona, paraba dos horas en el Pilar, y se iba. Ahora la gente pernocta, pasa dos o tres días, come, sale… , Yo es que nunca he tenido envidia a otras ciudades. Si hubiera sido así, hubiéramos cogido la maleta y nos hubiéramos ido a otro sitio hace tiempo. Lo que hay que hacer es lo que estamos haciendo todos, tanto en moda, como en gastronomía, y en tantos sector, que es apostar por donde estás y tirar con el proyecto hacia adelante.

(A) Además, en materia de cultura se están haciendo ahora cosas muy interesantes que antes faltaban, como el Vive Latino. En Zaragoza se echaba de menos un festival como este que atrae a muchísima gente. A nivel de teatros, ahora vienen obras atractivas, y también hemos entrado en la rueda de los musicales, porque antes apenas venían, y ahora es habitual.

Ya que hablamos de Zaragoza, ¿Cuáles son vuestros rincones favoritos de la ciudad?

(V) A mí me gusta la plaza de San Felipe, sobre todo en otoño cuando se ponen a pintar los artistas, y en la calle Candalija se ponen a vender sus cuadros… La luz que hay en San Felipe en esta época me gusta, además de los establecimientos de la plaza, y por supuesto, el Museo Pablo Gargallo.

(A) Yo añadiría otro sitio. Cuando viene gente de fuera, me gusta llevarlos a La Seo. Me parece que :  yo cuando viene gente los llevo a La Seo, me parece que este edificio es muy digno de enseñar a toda España. Todo el mundo habla del Pilar, pero nadie habla de La Seo, con el todo el arte y la historia que lleva. Además de La Seo, también diría el Parque José Antonio Labordeta, porque la verdad es que estaba muy abandonado, y en los últimos tiempos se ha adecentado, ahora apetece ir a pasear.

(V) Nadie ha ido a Madrid y no ha visitado el Retiro, o nadie ha ido a Berlín y no ha visitado el Tiergarten ¿Porqué no hacerlo también con nuestro parque? Es un parque muy grande, bonito, y que merece la pena visitar y enseñar a la gente que viene de fuera.  

Cambiamos de tercio y volvemos aquí, a La Marimorena, el local que tenéis ahora junto a Cristina Plou. Desde su apertura, la taberna está siendo un éxito. Pero… ¿A quién os gustaría ver entrar por esa puerta, alguien que os hiciera especial ilusión?

(V) Esa persona no está aquí, y no es posible. Pero si soñara con que alguien entrara, sería Lola Flores, acompañada de su hijo. Si entraran por esa puerta, morimos. Aún así, es verdad que en el mundo de la moda si alguien famoso se pone tu ropa, como que tu firma o tienda es mucho mejor. En el tema de la hostelería, al menos en nuestro caso, esto es apto para todos los públicos, y el criterio es mucho más amplio. Estamos orgullos de que entre todo el mundo, el trato es igual para todos.

(A): Para mí sí que hay persona que estuvo hace unos días por Zaragoza, y que me haría ilusión, Lolita.

Y si entrase Lolita de repente, ¿Qué le recomendaríais que comiera?

(A) La tortita de camarón, el pincho de la Fernanda por supuesto… la verdad es que toda la carta está muy rica. Le hubiera dado cuatro o cinco platos a probar.

Si por algo destaca la Marimorena es por la calidad de los productos que ofrecéis… Habréis tenido que hacer estudio de mercado para traer ese producto hasta Zaragoza…

(V) Eso ha sido maravilla y mucho problema, porque todo lo que probamos para traer era maravilloso, y decíamos, ¿Qué descartamos?

(A) Además, hay que adaptarse a los gustos del cliente, y también estamos modificando la carta continuamente, porque cada cierto tiempo, cambiamos, la carta siempre esta en movimiento, aunque los productos básicos siempre permanezca estén ahí. Junto a la calidad del producto también queremos destacar que todo lo que entra en La Marimorena es fresco, y todo lo cocina ahí dentro Óscar con el resto del equipo. Fruto de ese buen hacer hemos llegado a la final del Concurso de tapas de Zaragoza con una tapa a la que hemos llamado La Mari. Para nosotros, llegar a la final es algo muy importante, porque llevamos solo siete meses abiertos.

Abajo, en la bodega, hay fiesta, hay clases de flamenco… ¿Hay afición en Zaragoza por aprender flamenco, o se cumple el mito de que en el norte no gusta esta género?

(V) Sí sí, en Zaragoza hay mucho apasionado del flamenco y mucho interés por aprender. Nosotros tenemos clases de sevillanas, de flamenco, y la verdad es que detectamos mucha afición.

(A) Mira, a nosotros nos encanta la ofrenda de flores del día 12, porque somos apasionados de la indumentaria aragonesa, y aunque este año no hemos podido salir por estar aquí, sí que nos asomamos y se veía muchísimas gente vestida de flamenca. Y en Zaragoza hace muchos años que se celebra la Feria de Andalucía, aún recuerdo cuando se organizaba junto al pabellón Príncipe Felipe.

Ya que hablamos de tradiciones, antes habéis comentado que vais a organizar zambombas de cara a Navidad ¿En qué consisten exactamente?

La zambomba nace, originariamente en Jerez, aunque es verdad que se ha extendido por toda Andalucía. Es música, rumbas, villancicos con fondo andaluz, flamenco, música tradicional navideña, acompañada de vinito, pestiños de anís, la berza jerezana (que es el cocido del sur)  y eso es lo que vamos a tener aquí con el pescaíto y con toda la carta normal que se toma en cualquier feria o fiesta andaluza. Desde el 25 de noviebre, todos los fines de semana hasta el día de Nochebuena que se hace la última zambomba a medio día, con el vermú.